Problemas plantas: Enfermedades

 

 Las enfermedades en las plantas las pueden causar tres agentes:

 • Hongos

 • Bacterias

 • Virus

 enfermedades-hojas

En la mayoría de los casos son debidas a hongos y se deben combatir con fungicidas. En el caso de que se trate de bacterias o virus, no hay productos eficaces, así es que lo único es prevenir.

 Tal y como advertíamos en el capítulo de riego, la mayor parte de las veces los hongos son consecuencia de riegos mal hechos o hechos en exceso. También pueden ser causa de hongos heridas infectadas que se producen por picaduras de insectos, cortes, grietas o lesiones por granizo.

 Hay diferentes tipos de enfermedades causadas por hongos.

 Las señales que nos pueden indicar que se trata de un hongo son:

 • Hojas que se van amarilleando de dentro hacia fuera y se marchitan.

 • Pudrición acuosa de la base de los tallos, en algunos casos (Botritis) acompañada de moho gris sobre la planta.

 • Polvillo blanco sobre las hojas (Oidio)

• Polvo seco negro, que en casi todos los casos tiene consistencia pegajosa (Negrilla) debido a la melaza que van excretando los insectos que anteriormente a la aparición del hongo han invadido la planta.

 • Manchas de color negro o pardas, bien delimitadas que van creciendo y se van secando (Alternariosis)

 Se trate del hongo del que se trate, la forma de combatirlo es la misma:

 • Disminuir los riegos y la humedad ambiental.

 • Proporcionar a la planta una buena ventilación

 • Cortar las partes enfermas y limpiar bien las herramientas de poda.

 • Aplicar fungicidas.

 En muchas ocasiones, si el ataque es muy grave, es preferible desechar la planta antes de que se produzca el contagio a las demás.

 En caso de que se trate de un ataque por bacterias o virus, notaremos que la planta además de ir pudriéndose, despide mal olor. No obstante, se hace muy difícil de diagnosticar este tipo de enfermedades y su tratamiento prácticamente no existe. Lo mejor es la prevención y eliminar las plantas enfermas quemándolas.