Cuidados PLATYCERIUM BIFURCATUM

Es una planta procedente de Filipinas y de algunas regiones tropicales de Oceanía que goza de mucha popularidad por tratarse de una planta de fácil cuidado. Esta planta requiere unos cuidados medios y ciertas precauciones en su cuidado. A pesar de ser un helecho le gusta el riego por inmersión y no le va nada bien que el riego toque sus hojas. No soporta aguas duras ni temperaturas bajas.
El cuerno de alce, es una planta de la familia de las Polypodiaceae. Aunque por su aspecto no lo aparente estamos ante un helecho, una planta que en su medio natural crece sobre la corteza de los árboles. El género Platycerium se da también en América del sur y África.

PLATYCERIUM BIFURCATUM
Este es un helecho epífito, es decir que vive sobre otra planta, generalmente cortezas de árboles. Este helecho es de crecimiento lento. Se suelen cultivar adheridos a troncos de forma lateral o en pequeñas cavidades a los lados de un eje, lo que resalta su valor ornamental. Se utiliza como planta elevada, adornando cestos o lugares elevados dentro de una estancia.
Es una planta adecuada para situar en un cesto colgante. Muy interesante en casas o zonas de techos altos para bajar la visión y profundidad de techo. Dadas sus peculiaridades de cuidado y mantenimiento no es una planta apropiada para muchas estancias, más bien la tendremos en aquellas estancias que podamos garantizar una temperatura más o menos constante, así como un nivel de luminosidad medio alto.

Guía de cuidados
En cuanto a la temperatura que se va a desarrollar bien es una temperatura alta, 21ºC hasta los 25º C y la temperatura mínima a la que se desarrolla en perfecto estado es de 16ºC. Otra cosa de la que hay que preservar a este helecho es de las corrientes de aire.
El riego va a ser alto, pero el sistema de riego que más le favorece y gusta es el riego por inmersión. Introduce la base del helecho una media hora y luego deja escurrir. Cuidado también con la dureza del agua, pues necesita de un agua libre de cal. Si vives en una zona con agua dura utiliza agua de lluvia o mineral.
La exposición que mejor va a tolerar en el interior es una luminosidad alta, si bien soporta también la sombra. Para un desarrollo exuberante de la planta la vamos a tener en un lugar con alta luminosidad. No soporta el sol directo.
El sustrato será una mezcla de turba y corteza. Para que mantenga la humedad.
Abonaremos cada 15 días con abono líquido, diluido en el agua de riego, desde la primavera hasta finales de verano.
Propiedades y Reproducción
Una característica de esta planta son las “vellosidades” que tiene en sus hojas, un cerumen que recubre y protege a la planta y que además sirve para evitar la evaporación innecesaria. Es muy importante que no se limpien las hojas con un trapo, causa de muchos males a esta planta, pues eliminaríamos la protección. Si realizamos una pulverización en los meses calurosos esta ha de ser indirecta, nunca sobre las hojas de la planta.

Su multiplicación se realiza o bien por esporas, muy complicado, también podemos obtener a través de la separación de vástagos, algo menos complicado que por esporas.
Curiosidades
El nombre científico de esta planta platycerum, que proviene del griego platys y de keras. El primero significa ancho y keras cuerno. Hace referencia a su forma, al igual que su nombre común que hace referencia a que la forma de este helecho recuerda al cuerno del alce.

Cuidados APHELANDRA SQUAROSA DANIA

Descripción

Planta tropical arbustiva para interiores en los que alcanza de 30 a 50 cm. de altura. Hojas grandes de color verde oscuro lanceoladas con nervios color marfil de hasta 23 cm. de largas y que aparecen opuestas sobre el tallo. Sólo prospera si se mantiene un nivel alto de humedad y temperatura.

APHELANDRA SQUAROSA DANIA

* ORIGEN:
Se conocen unas 150 especies procedentes de regiones tropicales y subtropicales de América del sur y Centroamérica, perteneciente a la familia de las Acantáceas (Acanthaceae).

* FLORACIÓN:
De julio a septiembre. Flores (bracteas) amarillas en forma de piña de hasta 10 cm. de largas que duran de 6 a 8 semanas. Las autenticas flores, pequeñas tubulares y amarillas, aparecen de dichas bracteas y duran pocos días, deben ser cortadas con un utensilio afilado.

Cuidados

* RIEGO Y HUMEDAD:
Mantener la tierra siempre húmeda, no permita que se seque nunca. Riegos copiosos en verano y más limitados tras la floración, de septiembre a febrero, conviene regarla con agua de lluvia o previamente hervida. No encharcar. Necesita bastante humedad ambiental (pulverícela de vez en cuando).

* LUZ:
Debe estar en una situación muy luminosa pero sin luz solar directa.

* TEMPERATURA:
Temperatura cálida, óptima: de 20 a 24º C. y 15 a 20 º C por la noche. Temperatura invernal: 10º C. no permitir que la temperatura descienda por debajo de este valor.

* ABONO:
Añadir semanalmente liquido fertilizante poco concentrado al agua de riego de abril a septiembre.

* ENFERMEDADES:
Cochinillas y pulgón verde, sobre todo al comenzar el desarrollo primaveral, hongos en las raíces.

Cultivo

* MULTIPICLACIÓN:
Se realiza en primavera mediante esquejes de 7 a 10 cm. de largo. Para obtener buenos esquejes, conviene podar la planta después de la floración dejando un par de hojas en cada brote, cortándolos en primavera para que arraiguen con fuerza. De todas formas, para tener éxito, la multiplicación debe de hacerse también en interiores con buena temperatura (25º C) y humedad.

* SUELO:
Mantillo, turba y arena a partes iguales con un pH de entre 5 y 6, trasplantar todos los años en primavera a tiestos de dos centímetros más de diámetro.

* CONSEJOS:
– Se desarrolla mal si el sustrato se seca. Pero no deje que se encharque, tanto el exceso de agua como su defecto, produce que se caigan las hojas.
– Si la planta tiene largos tallos con pocas hojas, abónela regularmente.
– Pódela después de la floración para estimular la formación de nuevos brotes.

Cuidados AESCHYNANTUS ROBIJN

El Aeschynantus es una planta de interior de porte colgante, muy resistente y con doble interés decorativo.

Origen: Sur del Pacífico

 Luz: Muy luminoso, algo de sol directo

Temperatura ideal: 16-25 ºC

 Temperatura mínima: 5-10 ºC

Riego: pc. húmedo; pd. dejar secar capa superficial entre riegos

Fertilización: pc. cada 3 semanas; pd. cada dos meses.

AESCHYNANTUS ROBIJN
Descripción

El Aeschynantus es una planta de interior de porte colgante, muy resistente y con doble interés decorativo, tanto por sus largos y colgantes tallos rodeados de hojas de tamaño medio, rígidas y de color verde intenso, como por sus flores rojas que aparecen en la coronación de los tallos. En cada inflorescencia aparecen varias flores rojas, como pequeñas trompetas, lo que le confiere a esta planta elegancia y seguridad.

Cuidados

Es una planta de interior de porte colgante que requiere entornos luminosos sin sol directo. Si se cultiva en un lugar excesivamente sombrío, con poca luz, puede ocurrir que la planta mantenga el verdor pero que no aparezcan nuevas flores. Por tanto, para potenciar una prolongada y abundante floración, la colocaremos cerca de una ventana.

Los riegos han de ser moderados, pero es exigente en cuanto a humedad ambiental, por lo que hay que pulverizar regularmente. La regaremos con agua tibia cuando veamos que la tierra se ha comenzado a secar, pero sin esperar a que se seque del todo.

Consejos

Esta planta, colocada sobre una estantería cercana a una ventana, puede lucir mucho, pero hemos de abonarla con abono líquido mezclado en el agua de riego. El abono de floración, además de potenciar el crecimiento de los tallos y hojas, hará que la floración del Aeschynantus sea mucho más intensa y colorista, duplicando por tanto su interés ornamental.

TRADESCANTIA SITARA PINK

Nombre científico : Tradescantia spathacea variegata

Familia : comelináceas

Origen : Esta especie es nativa de las regiones tropicales de Centroamérica, principalmente de México. A menudo se la sigue llamando con el nombre de Rhoeo spathacea que es el nombre botánico que tenia anteriormente y la única del género ya que estaba constituido por esta sola especie.

TRADESCANTIA SITARA PINK
Características : Es una planta muy resistente, herbácea, vivaz y perenne, que posee largas hojas con forma lanceolada formando rosetas de hasta 30 cm de longitud, aunque en ocasiones puede superar este tamaño y llegar a medir 1 metro. En muchos lugares está considerada como invasiva.

Sus hojas son ligeramente cóncavas crecen con una disposición oblicua , agrupadas y superpuestas formando una especie de roseta en la base; son de color verde oliva por el haz y violeta o morado púrpura (más o menos oscuro) por el envés. Dentro de la diversa variedad en el colorido de esta planta, podemos hallarla con las hojas en color verde en su totalidad o marcadas con franjas de color crema o amarillo cremoso como la variedad ‘Vittata’.

La floración es bastante insignificante, poco decorativa, pero muy curiosa con las brácteas dispuestas de manera poco común; están agrupadas en parejas y la forma resultante es parecida a la de un barco.

Las inflorescencias consisten en pequeñas flores con tres pétalos blancos que surgen de las axilas ; son efímeras y están rodeadas de dos brácteas de color violeta y de forma cóncava, que se semi-cierran en el momento de la floración. Los tallos que sostienen las flores son cortos y gruesos. Al crecer la planta, se pierden las hojas más inferiores y los entrenudos se alargan formando un tallo desnudo. Toda la planta es venenosa.

Situación : Necesita luz intensa y a ser posible que la reciba desde arriba para mantener las hojas erguidas. Las variedades con las hojas matizadas soportan bien la luz solar directa durante gran parte del año, incluso en verano, siempre que se mantenga a la planta fuera del sol en las horas más calurosas del día. Crecerán perfectamente en interior si se les facilita espacios con mucha luz y sin corrientes de aire.

Riego : regular y moderado, por lo que hay que dejar que se seque el sustrato antes de regar. El exceso de riego puede provocar la pudrición del cuello de la raiz. En verano aportaremos riegos más frecuentes, mientras que en invierno admite que se espacien bastante.

Humedad : Se debe mantener la tierra húmeda de primavera a otoño y algo más seca en invierno. En verano requiere una elevada humedad ambiental, es beneficioso además humedecerle con cierta asiduidad las hojas con agua, para mantenerlas frescas y limpias.

Abono : cada 15 días en la temporada de crecimiento (primavera y verano).

Temperatura : Prosperarán bien en un ambiente muy húmedo y a una temperatura de unos 20ºC. Si se corta el tallo antiguo en su base, aparecen vástagos laterales que se pueden guardar o separar. La propagación realizada por semillas producen plantas totalmente verdes. Esta planta es sensible a las heladas, pero puede rebrotar desde el subsuelo

Poda : es bueno de vez en cuando, hacerle una buena poda para hacerla más compacta.

Multiplicación : es posible en primavera por medio de brotes o retoños laterales que contengan una o dos hojas y algunas raíces, arraiga con facilidad.

Plagas : aunque es una especie resistente puede ser atacada por pulgones, araña roja si el ambiente es muy seco o cochinilla

Enfermedades : puede padecer hongos en las hojas que se pueden manisfestar como pequeños bultos o bien puede sufrir de botritis cuando está expuesta a mucha humedad.

Cuidados Calathea crocata

Nombre común: Calatea

Nombre botánico: Calathea crocata

Tipo: Interior

Exposición: Luz tamizada

Hoja: Perenne

Humedad: Suelo bien drenado

Resistencia: Clima cálido, sin heladas. En regiones húmedas o lluviosas necesita invernadero. Puede servir de planta de interior

CALATHEA CROCATA 2

Descripción
Arbusto vivaz con hojas ovales de unos 10 cm. la parte superior de las mismas, es verde oscuro, mientras que la parte inferior, es rojo Burdeos, es la única especie de su género, que se cultiva por sus flores, ya que las demás son pupilas de nuestras casas por lo decorativo de sus hojas.

– Origen:
Existen unas ciento cincuenta especies de este género de difícil cultivo en los hogares al requerir mucha humedad ambiental, esta en concreto, es originaria de Brasil.
Cuidados
– Transplante:
Trasplantar todos los años en primavera o verano añadiendo tierra nueva.

– Riego y humedad:
Riegos frecuentes en verano, mantener la tierra ligeramente húmeda en invierno, riéguela con agua blanda a temperatura ambiente (nunca agua fría).

– Luz:
Debe estar en una situación más bien a la sombra, mucha gente pregunta por plantas que puedan vivir con poca luz, pues bien, esta es una de ellas.

– Temperatura:
Requiere una temperatura cálida. Temperatura invernal: 15 a 18º C.

– Abono:
Abonar quincenalmente entre abril y septiembre.

– Enfermedades:
Araña roja (sobre todo en ambientes secos) y cochinilla.
Cultivo
Tres principios definen el cultivo de esta planta, calor, humedad y sombra. Si dispone de este ambiente, es su planta.

– Suelo:
Muy bien drenado y suelto, mantillo, turba y arena, le viene bien también carbón vegetal troceado o en su defecto, bolitas de poliestireno expandido, o gravilla muy fina.

– Multiplicación:
Por división en la segunda quincena de junio, es conveniente aclarar las matas demasiado densas, aproveche a hacerlo durante el trasplante para no estresar a la planta más de lo necesario. También puede hacerse mediante esquejes en un sustrato similar al de cultivo y a una temperatura de unos 18º C.

– Consejos:
* Le convienen las macetas con poco fondo, si no dispone de una maceta baja, rellene el fondo con grava o trozos de maceta, ladrillo, etc.
* Si se le caen las hojas, pulverícela a menudo (todos los días), la planta necesita ambiente húmedo. De hecho, es difícil proporcionarle la humedad ambiental necesaria si no dispone de un humidificador, si carece de el, coloque la maceta sobre una bandeja u otro recipiente ancho y elevada sobre cualquier otro objeto, rellene la bandeja de agua sin que llegue a la maceta para que el agua bajo la planta mantenga la humedad en torno a la planta.
* Si las hojas se deslucen y secan, tal vez la expuso al sol, llévela a un lugar a la sombra.
* Si los bordes de las hojas se vuelven sobre si mismos y toda la hoja amarillea, el riego es insuficiente. Riéguela antes de que la planta perezca de sed.
* No la someta a temperaturas inferiores a las indicadas.
* Cuidado con las corrientes de aire frío en invierno, pueden matarla.

Cómo cuidar las flores lobelias

Las plantas lobelia proporcionan color al jardín, ya sea que uses plantas tapizantes o trepadoras. La mayoría de las lobelias anuales son plantas cortas que ofrecen pequeñas flores azules; son ideales para colgar en cestas, en bordes de balcones o para plantar en canteros. También hay variedades con flores de color rosa, blanco y púrpura, de modo que cuentas con una variedad de colores para complementar con el resto de las plantas del jardín. Las lobelias no requieren demasiado cuidado, sólo el mismo que necesita el resto de las plantas anuales presentes en tu jardín.

SAM_6019
Nivel de dificultad: Fácil

Necesitarás
• Abono
• Fertilizante
Instrucciones
Planta las lobelias en un cantero que reciba por lo menos seis horas de luz solar por día. Cuelga cestas y macetas con estas flores hacia el sur o el este, para que reciban la cantidad de luz necesaria. Elige áreas en donde haya sombra durante la tarde para proteger a las plantas contra el calor del verano.
Riega las lobelias cuando 2,5 cm de la superficie del suelo esté seco al tacto. Humedece los canteros a una profundidad de 15 cm una o dos veces por semana. Riega las lobelias que estén en macetas hasta que el exceso de agua drene a través de los orificios de la parte inferior. Es probable que estas plantas en las macetas requieran que las riegues a diario durante el clima caluroso.
Esparce una capa de 5 cm de virutas de madera u otro tipo de abono orgánico sobre el suelo y alrededor de las plantas en los canteros. El abono evita el crecimiento de malezas y al mismo tiempo conserva la humedad entre cada riego.
Fertiliza las lobelias en macetas cada seis semanas con un fertilizante general y soluble. Fertiliza las plantas en los canteros con un producto con una fórmula 10-10-10 durante la primavera y otra vez durante la mitad del verano, según las cantidades detalladas en el envase.
Quita las flores marchitas de las lobelias para fomentar aún más la floración y para mantener la planta limpia y atractiva. Córtalas por debajo de las cabezas de las flores y deséchalas. Recorta las ramas demasiado grandes a la altura que desees para mantener los montículos de follaje y las flores a un nivel uniforme.
Consejos y advertencias
• No es necesario que riegues las lobelias si el suelo acumuló más de una pulgada (2,5 cm) de agua de lluvia durante la semana.

 

Cuidados Phoenix roebelenii

Esta palmera lleva como nombre científico Phoenix roebelenii. También se le conoce bajo los nombres de Palmera enana, Palmera robeleni, Palmera de Roebelen, Palma fénix robelini, Palma fénix enana, Palmera pigmea, Datilera pigmea, Datilera enana. Esta planta pertenece a la familia de las Arecaceae (antes Palmaceae). Esta palmera es endémica del el sudeste de Asia al sudoeste de China (Yunnan), norte de Laos y de Vietnam.


SAM_6016
Características

La palmera Phoenix roebelenii es una palmera enana, con una altura máxima de 5 metros, aunque por lo general su tronco no mide más de 1,5 m de altura. Su crecimiento es lento.

Sus hojas son un conjunto de hojuelas o segmentos insertos a uno y otro lado del pecíolo, con una longitud de hasta 1,4 metros. Los segmentos son de color verde brillante, angosto y flexible y dispuesto en un solo plano. Los segmentos alcanzan una longitud de 20 cm. Los basales son rígidos y muy punzantes.
Sus flores son diminutas y amarillentas, producidas en una inflorescencia de 45 cm de largo, agrupadas en racimos interfoliares protegidas por una espata o bráctea. La floración se realiza durante el verano. Su fruto es una drupa globosa de color verde, de 1 cm de diámetro. Al madurar se oscurecen tomando un color morado negruzco. El fruto es comestible.
Iluminación
Puede ubicarse en pleno sol o en semisombra. El color de sus hojas se apaga cuando se le cultiva en sombra total.
Temperatura
La Palmera enana es de climas cálidos. En zonas muy frías se recomienda mantenerlas al interior. Puede tolerar hasta -3 ºC, siempre que sean por periodos cortos.
Riego

En verano regar 2 a 3 veces por semana. Disminuir el riego durante el invierno a razón de 2 veces al mes.
Sustrato

La Palmera enana tolera cualquier tipo de suelo, pero se recomienda las tierras ligeras y ricas en material orgánico.
Abono

Utilizar fertilizante rico en Nitrógeno, Potasio y Fósforo cada 15 días.
Reproducción

La Palmera enana se reproduce mediante semillas. La germinación puede tardar hasta 50 días.

Cómo cuidar la Calibrachoa

La Calibrachoa crece rápido, es anual, compacta y se reproduce muy bien en cestas o macetas de ventana debido a sus ramas colgantes. Lucen perfectas cuando se usan para delimitar jardines. Sin problema tolera el frío o el calor. El otro nombre de la Calibrachoa, “un millón de campanas”, se debe a los cientos de flores que produce en una amplia gama de colores. Sus flores se parecen a la petunia, sólo que no es tan pegajosa ni atrae a los colibríes.

SAM_6014
Nivel de dificultad: Moderadamente fácil
Necesitarás
• Humedad, tierra fértil, fertilizante
Instrucciones
Planta la Calibrachoa en un lugar húmedo, fértil y con buen drenaje en el suelo cuyo ph sea entre 5.5 a 6.0.
Fertilízala cada semana utilizando 1 cucharada en 1 litro de agua, o usa un abono de liberación controlada. En caso de que las hojas se tornen amarillas, probablemente sea porque han perdido hierro. En este caso cambia a un fertilizante con hierro para que el suelo mantenga el nivel de ph.

Permite que el fertilizante corra hacia el fondo de la maceta para mantener las sales solubles que se acumulan en el suelo.

Riégala cuando sientas que la superficie del suelo está seca. La Calibrachoa es tolerante a la resequedad. Mucha agua conducirá a la putrefacción de raíces. Sin embargo, si tu planta se encuentra en maceta, el riego frecuente mantendrá el suelo húmedo.

Coloca tu Calibrachoa al sol directo para mejores flores, pero la sombra del mediodía estaría bien. La Calibrachoa florece de mayo hasta finales de otoño. La sombra afecta el florecimiento, entonces procura muy poca sombra.
Para producir una planta más tupida, pellizca las ramas largas. Dar forma a tu planta puede inhibir el florecimiento hasta por 2 semanas.
Consejos y advertencias
• La Calibrachoa no necesita que la podes. Seguirá floreciendo aunque no cortes las flores viejas.

Cuidados de las Gallardias

La gaillardia, también conocida como manto de flores, es una planta perenne apreciada por sus flores de colores cálidos que vienen en tonos de amarillo, anaranjado, borgoña o alguna combinación de los tres colores. Es una planta versátil y de fácil cuidado que amerita un lugar en cada borde perenne. Siembra libremente, se propaga rápidamente en los espacios vacíos para crear un manto de color intenso, de temporada cálida.

SAM_6013
Descripción
La Gaillardia es nativa de las llanuras de América, creciendo 30,48 a 60,96 cm de alto y ancho. Las plantas son agrupadas y redondas, con hojas pubescentes y flores individuales o dobles, 5,08 a 7,62 cm como margaritas nacidas sobre tallos largos. Crece en las zonas 3 a la 11 de resistencia del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, haciéndola una perenne de clima muy diverso. Las flores aparecen en verano y son de larga floración.
Sembrar

La Gaillardia está disponible en nuestro  centro de jardinería en la primavera. Puedes comprar ya sea paquetes de semillas o plantas tiernas enmacetadas. Las semillas deberían ser sembradas a finales de la primavera, cerca de la época de la última helada esperada. Las nuevas plantas comenzarán a florecer en el primer verano, pero florecerán al máximo a partir del segundo. Sembrar las plántulas enmacetadas en primavera garantiza la plena floración en el primer verano. La manta de flores crece mejor a pleno sol y suelo bien drenado.
Mantenimiento

Mantén una capa de 5,08 cm de mantillo para conservar la humedad y proteger las raíces de la planta nueva del daño solar. Evita regar desde arriba, lo cual fomenta problemas de hongos. El exceso de riego crea suelo empapado, lo que facilita los hongos de pudrición de raíces. Fertiliza con una fórmula rica en fósforo (5-10-5, por ejemplo) a principios de primavera, seguido por aplicaciones repetidas aproximadamente cada 6 semanas.
Consejos
La gaillardia es una planta muy versátil. Se da bien en tierra seca o húmeda uniformemente, así como también en suelos suelos alcalínos o acídicos. No es propensa a las principales enfermedades o problemas de plagas. Se mezcla bien con otras plantas perennes de color cálido como lirio diurno y Susana ojos negros. Plántala con anuales como zinnia o caléndula. Para la variación de color, siembra gailladrdia “sol amarillo” con sus flores amarillas soleadas junto con “pluma roja”, con sus floraciones rojo oscuro.

El Hibisco

Protegido y al sol, el hibisco te regalará delicadas flores hasta la llegada del frío. Hibiscus syriacus (rosa siria) e Hibiscus rosa-sinensis (rosa china) son las especies más frecuentes. Disfruta de ellas a cambio de cuidados mínimos.

SAM_6011
GUÍA DE CUIDADOS
Sitúalo a pleno sol. Para florecer con fuerza, el hibisco necesita calor y mucho sol desde primavera. Búscale un lugar bien soleado y descártalo en regiones muy frías o cultívalo protegido.
Instálalo en un suelo calizo, fértil, poroso y bien drenado, aunque se adapta a cualquier tipo. Para cultivarlo en maceta mezcla una tercera parte de turba y dos de arena.
Plántalo en otoño o en primavera y disfrutarás de sus flores desde principios de verano. Si lo cuidas bien, la floración se prolongará hasta bien entrado el otoño.
Riégalo frecuentemente sin encharcar. Es muy sensible a la sequía en sus fases de crecimiento y floración. Evita encharcarlo y reduce el riego al mínimo en invierno. Sigue regando las macetas.
Pódalo todos los años para controlar su crecimiento y potenciar su floración. Hazlo a finales de invierno en el caso de la rosa china, acortando en un tercio la longitud de los tallos, y en primavera en el de la rosa siria. Corta las ramas muy largas y elimina las débiles o desordenadas.
Multiplícalo por esquejes o siembra. Obtén esquejes semileñosos de las especies perennes a finales de primavera a partir de brotes laterales no floríferos. Siembra las especies anuales en el lugar definitivo a principios de primavera o a resguardo a finales de invierno.

MALES Y REMEDIOS

¿MOHO BLANCO?
Si las hojas de tus hibiscos se llenan de manchas blancas o grisáceas, probablemente estén sufriendo un ataque de oidio. Empezarán a amarillear y a deformarse, y pueden llegar a marchitarse completamente. Para prevenir su aparición, evita mojar las hojas al regar y airea el terreno para que no se formen charcos. Retira cuanto antes las hojas infectadas y pulveriza con un fungicida específico.

¿DEFOLIACIÓN PRECOZ?
Los hibiscos cultivados en recipientes odian las mudanzas durante la floración. Ni siquiera soportan los movimientos y lo manifiestan con la caída de sus flores. Tócalos lo menos posible mientras estén en flor y antes de producir los primeros capullos. En primavera, cuando llegue el momento de trasladar los del interior de la casa a la terraza, extrema los cuidados y ponlos a la sombra.

¿VERRUGAS MARRONES?
Los caparazones blancos o marrones de las cochinillas son muy característicos. Se establecen en las hojas y succionan la savia, provocando debilidad y defoliación a la larga. Puedes combatirlas untándolas una a una o rociando la planta con un preparado a base de agua, una cucharada de alcohol y un chorro de lavavajillas. Si el ataque es muy fuerte usa un insecticida específico para combatirlo.

¿HOJAS PEGAJOSAS?
El pulgón no se hace esperar en ambientes cálidos y secos, y se multiplica rápido, lo que deberás tener en cuenta sobre todo en el interior. Aunque es fácil distinguirlo a simple vista, lo delatan el abarquillamiento de las hojas y la melaza que segrega a su paso. En días cálidos, aumenta la humedad ambiental con riegos y pulverizaciones frecuentes. Si aún así no logras evitar su aparición, combátelo con un buen insecticida.