Cuidados del Clavel Chino

Clavel Chino es una flor muy apreciada por los amantes de la jardinería por su vasta paleta de colores, su dulce aroma y su característico aspecto dentado. Es, junto a la rosa, una de las flores más conocidas y demandadas. La gran familia de los claveles cuenta con numerosas especies y variedades (algo más de 250), que permiten no sólo componer ramos de flores preciosos, sino también decorar jardines o balcones.

CLAVEL CHINO 1

Descripción
En el lenguaje corriente, bajo el nombre de “claveles” reunimos a las diversas plantas que pueden ser utilizadas como flores decorativas o para ramos, pero los verdaderos claveles son del género Dianthus, de la familia de las Caryophyllaceae. Entre las numerosas especies botánicas y hortícolas de claveles, distinguimos generalmente las siguientes: el clavel común, el clavel del poeta, el clavel coronado, el clavel de roca y el clavel de China.
El Clavel de China es una flor bianual que necesita pleno sol y una buena iluminación para crecer fuerte y abrirse ampliamente.
El suelo en el que la plantemos debe ser fértil, rico y con un buen drenaje para que no se encharque, situación que pudriría la flor. La florescencia dura entre junio y agosto. Al igual que el resto de claveles, son flores perfumadas. Su perfume es fuerte y, aunque puede disgustar a la gente, debemos pensar que ahuyenta a posibles insectos molestos y perjudiciales para el jardín. La altura que puede alcanzar esta flor ronda los 25 centímetros. Debemos plantarlas con un espaciamiento de 25 centímetros entre ellas.
El clavel, clavel chino o simplemente clavelito es una de las plantas de flor preferidas por los barquisimetanos y esta afirmación se debe a dos simple razones: La gran variedad de colores que otorgan vistosidad y belleza a los jardines o maceteros donde son plantados y a la facilidad de su mantenimiento, lo cual transforma al clavel en una buena adquisición tanto para el experto jardinero como para el principiante. La variedad de colores es enorme, se pueden encontrar desde blancos, rosas, fucsias, rojos, salmón, hasta variedades bicolores o tornasoladas que van del blanco más puro al fucsia más estridente. Mientras que sus cuidados son sencillos y se pueden resumir en tres factores: Luz, suelo y riego.
Luz
Son plantas de pleno sol, deben ser expuestas a diario por lo que el jardín exterior será su mejor opción a la hora de ser plantado en el suelo o en macetas. No es buen amigo de la sombra por lo cual los lugares cerrados y oscuros son un mal lugar para su colocación y que seguramente traerá como consecuencia la muerte de la planta. Claro está, que siendo Barquisimeto una ciudad soleada este uno de los aspectos que menos debe preocuparnos ,puesto que en la ciudad se cuenta con un clima muy acto para la vida del clavel.
Suelo
El suelo debe ser bien drenado, nada de suelos con exceso de humedad, mientras que el abonado debe ser ligero, con preferencia a sustratos naturales. Para especialistas: requieren de fósforo para el buen enraizamiento y de nitrógeno para obtener buen follaje.
Riego
Diario y regular cantidad. En nuestra ciudad el riego es importante hacerlo en horas de la tarde o noche siendo las 6:30 pm la hora ideal, puesto que por la acción del sol se puede crear un efecto lupa que dañe las plantas, en días muy calurosos si la planta parece flácida con hojas blandas y caídas se debe duplicar la cantidad de agua.
Posibles Plagas y Enfermedades
Las babosas se alimentan de los tallos del clavel, de sus hojas, flores, yemas, provocando agujeros en la planta. Existen también unas pequeñas babosas negras que atacan las partes subterráneas de la planta: las raíces y los bulbos. Los pulgones son insectos que pueden presentarse de numerosas formas. Pero todos ellos actúan de la misma manera: chupan la sabia de las plantas debilitándolas provocando así la intrusión de otras enfermedades con virus o agallas. La roya es un hongo. Por fortuna, es sencillo identificarlo, ya que las plantas que sufren este hongo presentan bultos anaranjados sobre la cara posterior de las hojas y en los tallos.
Tortrix europeo
Mariposas cuyas larvas se alimentan de las hojas y botones florales, Pulgones: Plaga mas frecuente en el cultivo del clavel. Los pulgones pican las hojas y flores para succionar la savia.
Trips
Insectos chupadores que tienen varias generaciones anuales. Debido a su pequeño tamaño, un adulto puede penetrar fácilmente cuando se haya formado el botón floral al interior de este y realizar allí su puesta. Se alimentan de los pétalos que están naciendo y cuando la flor madura aparecen decoloraciones sobre los bordes de la flor. Salen en primavera y durante el verano.
Fusariosis
Enfermedad que progresa de abajo hacia arriba del clavel. Se observa que las hojas inferiores están secas y las de arriba no y que cuanto más afectado está el clavel, menos hojas superiores quedan sanas. En los estados finales, el tallo se agrieta por el exterior, dando aspecto de leña seca.
Mancha foliar
Los síntomas se manifiestan en las hojas al formarse lesiones circulares e irregulares con centros marrones y bordes de color pardo rojizo. Normalmente acaba en una necrosis de color pardo rojizo en el borde de las hojas. Pueden aparecer arrugas en las hojas y su posterior caida.
Modo de siembra
Siembra en semillero o recipiente cubierto con plástico La semilla se cubre con apenas 1 cm. de tierra. Mantener húmedo y en un lugar sombrío, a una temperatura constante de unos 13 grados. Una vez germinen, hay proporcionar más luz. Cuando alcancen una altura de unos 8 cm., trasplantar a su lugar definitivo, manteniendo un marco de separación entre plantas, de unos 20 cm. El diámetro ideal de las macetas a las que trasplantar, es de 8 cm. Sencillo de cultivar. Una buena mezcla de compost es la siguiente: Dos medidas de tierra negra, una de turba, otra de mantillo y una de arena. Conviene agregar algunas piedras calizas para obtener un buen resultado. Tras la floración es conveniente podar completamente los tallos para favorecer la calidad de la floración posterior.

 

Cómo cuidar una planta de aloe vera

El aloe vera es una planta que no debería faltar en ningún hogar, debido que esta posee varias propiedades beneficiosas tanto para la salud como para la belleza.

ALOE MIX 1

El aloe vera o sábila es conocida como “la planta milagrosa”, ya que tiene múltiples usos, por eso es recomendable que tengas aunque sea una de ellas en el jardín o en el interior de tu hogar. La gran ventaja de la planta de aloe vera es que no necesita que le prestes demasiada atención, pues no necesita demasiados cuidados para mantenerse perfecta. En como te enseñamos cómo cuidar una planta de aloe vera.
Instrucciones
Utiliza una maceta ancha y poco profunda para esta planta, olvida las macetas muy pequeñas y es mejor que esta no sea demasiado pesada, así puedes trasladarla fácilmente para ubicarla en el interior o en el exterior.
Mezcla un poco de tierra con arena o perlita, ya que los aloes necesitan un suelo poroso y nutritivo. A este tipo de plantas no les agrada que sus raíces estén en el agua, por eso necesitan un terreno de fácil y rápido drenaje.
Al llegar la primavera, abona el suelo con humus de lombriz, también puedes hacerlo durante los trasplantes.
Si vas a tener la planta de aloe vera en el interior del hogar, colócala en un lugar donde reciba la mayor luz natural posible. En caso de que la coloques en el exterior, busca un lugar a plena luz del sol, pero ten en cuenta que cuando llueva o haya riesgos de heladas debes cubrirlas para protegerlas.
Olvídate de andar con la regadera todos los días, debes regar tu aloe vera cada 15 o 20 días, utilizando poco agua y vertiéndola directamente sobre la tierra, sin dejar la maceta rebalsada de agua. Ten en cuenta que el aloe vera con mucha agua se pudre.

Consejos para cuidar tus plantas suculentas

Se destacan por su resistencia a entornos rústicos o desfavorables, sin embargo, requieren cuidados como cualquier otro espécimen. Aquí te damos algunas sugerencias:

SUCULENTAS MIX

 

En primer lugar, estas plantas deben ser colocadas en un sitio lo más luminoso posible. Algunas necesitan exposición a pleno sol, otras semisombra, pero siempre la luz debe estar presente. Una luz insuficiente implica lentitud de crecimiento, las plantas se deforman, se estiran, se debilitan, su coloración se altera. Deben rotarse las macetas, así reciben luz pareja de todos lados. Pero hay que estar atentos a los cambios climáticos, los rayos violentos del sol pueden quemar los tejidos.
Crecen bien en invernáculos ubicados a pleno sol y al resguardo del viento. Algunos están equipados con calefacción, sobre todo en Europa. Otros invernáculos son fríos, ventilados, en los cuales debe extenderse una tela de sombra en el verano, más o menos a partir de octubre- noviembre.

En cuanto al riego, es preferible siempre agua de lluvia y no exponerlas a una humedad prolongada, el exceso de agua en el suelo estimula el desarrollo de bacterias u hongos, que a veces lleva a la podredumbre e incluso a la muerte de la planta. Deben dosificarse los riegos, prever las necesidades de agua para cada especie. No se puede dar ninguna receta sobre las fechas, pero la observación atenta indicará el momento preciso. En general, aumentar en verano y disminuir los riegos paulatinamente con el frío.

En cuanto al suelo, éste debe ser permeable, poroso, que el agua no se encharque. Colocar en el fondo de la maceta un muy buen drenaje compuesto por: trocitos de carbón vegetal, piedritas, pedazos de maceta, etcétera. El sustrato que puede utilizarse para las suculentas no cactáceas es el siguiente:
3 partes de tierra negra;
3 partes de resaca;
2 partes de arena gruesa;
1 parte de vermiculita;
media parte de harina de hueso;
media parte de humus de lombriz.

El trasplante, en la mayoría de los casos, se realiza en primavera, pero si se rompe una maceta, se hace en el momento en que esto ocurre. Pueden recortarse un poco las raíces. Es prudente no empezar a regar hasta varios días después.

 

TODO SOBRE LITHOPS

Los “Lithops” o “rocas vivas” ( Living Stones ) como también son conocidos, son una más de las increíbles maravillas de la naturaleza, ya no son una belleza fuera del alcance de aquellas personas a las que nos encanta coleccionar rarezas ó aquellos más a los que nos fascinan las plantas. Su nombre deriva del griego: “lithos” (piedra) y “ops” (forma).

LITHOPS 1
Por la facilidad de su cuidado son unas plantas que puedes tener dentro y fuera de casa, ideales para hacer un regalo, decorar un consultorio o una oficina.

Son atacados por algunos insectos, como los saltamontes, preferentemente en su época de floración.

Durante los meses de Diciembre, Enero, Febrero y Marzo, nunca deberíamos regarlos. La planta ha llegado a Diciembre exhausta por la floración y va a comenzar un reposo absoluto que le va a aislar del exterior.

Dependiendo de las reservas acumuladas, iniciará el nacimiento de nuevos pares de hojas, y comenzará el traslado de agua y energía, lentamente, desde las antiguas hojas hacia éstas. La totalidad de este proceso viene a durar unos cuatro meses.

Iremos viendo como el aspecto de la planta se deteriora rápidamente.

Pierde volumen, se arruga y las hojas se van secando hasta llegar a convertirse en una cascarilla fea que puede hacernos pensar que la planta ha muerto (de hecho, muchos Lithops acaban en la basura por este motivo.

En realidad, la planta deja morir gran parte de su sistema radicular, excepto la raíz central, las hojas antiguas traspasan toda el agua hacia los nuevos pares de hojas en formación.

Es un momento muy delicado para la planta que debe de estar totalmente seca.

Regar durante este período puede producir que la hoja antigua no se deseque y se pudra, provocando malformaciones de la planta y, en la mayoría de los casos, la muerte de la misma.

Regla de oro Nº 1 en el cuidado de los Lithops:
Jamás deben convivir un par de hojas nuevas con uno antiguo. Si esto nos ha sucedido, debemos parar inmediatamente los riegos o situar la planta en un sitio absolutamente seco, y mantenerla estrictamente sin humedad hasta que el antiguo par de hojas se seque completamente. También podemos intentar cortar las hojas antiguas con cuidado.

En Abril, Mayo y Junio podríamos dar algún riego muy aislado. Nos basta con asegurarnos de que las nuevas hojas brotan a través de las antiguas, que toman un cierto volumen y una coloración y aspecto vivo.

En Julio y Agosto nuestra planta está en actividad. Ya ha desarrollado su sistema de raíces, toma tamaño y adquieren un volumen adulto sus hojas. Durante estos meses de canícula podemos darles un riego quincenal para que no pierdan agua por el exceso de calor.

En Septiembre, Octubre y Noviembre, la planta está en plena actividad. Su objetivo no es tanto el crecimiento en volumen y la acumulación de agua, sino aumentar las reservas de energía, hidratos de carbono, que puede necesitar para el esfuerzo de la floración y fructificación al que seguirá la inmediata entrada en reposo de la planta.

Un riego al mes en profundidad es más que suficiente una vez pasados los fuertes calores.

A partir de su segundo año de existencia los Lithops suelen florecer.

La satisfacción que producen a su dueño, que los observa embelesado, es muy grande.

Y aquí llega la Regla de Oro Nº 2 en el cuidado de Lithops:
El tamaño de los Lithops es pequeño y no deben tener una altura de más de 2 cm.

Si tenemos una planta “impresionante” que destaca mucho sobre las demás, con una altura de 4 o 5 cm., y que es la admiración de propios y extraños, tenemos un problema muy gordo.

La planta recibe agua en exceso, está en una situación muy sombreada o ha sido abonada o forzado su cultivo.

Los Lithops “turbo-alimentados” tienen sus días contados: Sus hojas se pueden quebrar, son muy propensos a enfermedades de hongos, y el transvase de agua a las nuevas hojas no se realiza completamente (los nuevos bebés hojas no pueden absorber tamaña cantidad de agua de las antiguas hojas tonel) y las enfermedades acabarán con la planta con seguridad. El único método de salvación es dejar la planta en seco e intentar que pierda volumen.

Aquí muestro una tabla que facilita mucho el cuidado de nuestros lithops, misma que nos muestra cuando debemos o no regar la planta.

Vegetan bien en una tierra mineral de jardín, con un alto contenido de material de drenaje.

Pueden ser cultivados sobre turba bien drenada, pero hay que tener cuidado con el poder de retención de agua de la turba, sobre todo con bajas temperaturas. Yo dreno la tierra de mis Lithops con un 30% de arena silica gruesa y empleo tierra de jardín corriente y moliente.

Estas plantas crecen más sanas a pleno sol (preferentemente después del primer año de vida o su primera muda) o con una iluminación intensa.

Pocas plagas afectan a los Lithops, excepto, quizás, la cochinilla algodonosa que se puede instalar en su raíz.

Puedes usar Folithion de Bayer con 2 cm3 por litro.

Ojo con los insecticidas: los Lithops son propensos a la fitotoxicidad. Algún riego preventivo con fungicidas en Octubre-Noviembre.

CUIDADOS CACTUS CRISTATA

Cactus que se desarrolla de forma caprichosa que le hace disfrutar de una figura muy característica.

Forma pequeños tallos muy gruesos, que semejan una especie de crestas sinuosas, trabados de manera tupida.

CACTUS CRISTAAT MIX 2

Los tallos están cubiertos en su totalidad de finas espinas, cortas y de color amarillento o doradas.

Se trata de un Cactus con una bella estampa y con un crecimiento ciertamente rápido. Pertenece a la familia de las Cactaceae.

De cultivo fácil se debe situar en lugares con sol, siempre que éste no incida de manera muy intensa, sino es mejor ubicar a este bello Cactus en zonas muy luminosas con semi-sombras.

Necesita de riegos generosos en época estival dejando que el suelo se seque un poco antes de regar de nuevo, disminuyéndolos convenientemente en invierno.

Requerirá un cambio de maceta cada dos o tres años, el momento justo será cuando la planta ocupe parte del borde de la maceta, si lo cubre por completo será muy difícil sacarlo del contenedor sin dañar a la planta.

Se multiplica por esquejes en primavera, dejando secar el extremo cortado.

Cuidados de la planta Campanula o Campanilla

El origen del nombre es fácil, se refiere a la forma de las corolas, muy parecida a una campanilla. La Campanula simboliza la alegría y la fragilidad.

CAMPANULA 1

Género perteneciente a la familia de las Campanulaceas que comprende unas 300 especies. Su origen es de Asia menor, Europa meridional y sobre todo de la cuenca del Mediterráneo. Algunas especies son: Campanula carpathica, Campanula medium, Campanula pyramidalis, Campanula portenschlagiana o Campanula muralis, Campanula gargánica, Campanula fragilis, Campanula glomerata, Campanula rotundifolia, Campanula rapunculoides.

Se conocen por los nombres vulgares de Campanilla, Aguinaldos, Farolillos.
La Campanula es una planta herbácea de porte rastrero y erguido, según a la variedad que pertenezca. Alcanza una altura desde los 10 a los 2 m. Generalmente se cultiva como bianual aunque en lugares de clima benigno puede comportarse como perenne.
Las hojas pueden ser de diferentes formas: alargadas,en forma de corazón, dentadas, lanceoladas, redondas; de color verde oscuro, verde-glauco, verde claro, verde-grisáceo.
Las flores tienen forma de campanilla más o menos abierta y estrellada y un poco colgantes; de color blanco, azul, lila, rosa, púrpura o violeta.
Planta muy usada en macizos y rocallas. En terrazas y balcones. También se cultiva para usar como flor cortada.

Casi todas las especies son muy resistentes y viven bien en lugares soleados y en sombra que sea luminosa. Vive bien en terrenos calizos, siempre que tenga un buen drenaje y un buen abonado.

La floración tiene lugar desde mayo hasta agosto. Durante el periodo que precede a la floración es conveniente suministrarle un fertilizante mineral soluble mezclado con el agua del riego quincenalmente.

Puede producirse la enfermedad criptogánica llamada podredumbre del cuello. Tiene lugar cuando la tierra permanece húmeda mucho tiempo y la temperatura es elevada. Puede ocasionar la muerte de la planta. También puede ser atacada por la roya.

La multiplicación de las Campanillas puede hacerse por semilla en otoño o por división de mata tanto en primavera como a finales del verano.

Cuidados del Plumbago

Estas plantas que son perennifolias, sólo si no hay heladas, son muy populares por su floración continuada en color azul o blanco durante el verano y otoño. Si hay un grado de helada en invierno se pueden mantener bajo control. En algunos climas calurosos, sin embargo pueden ser muy invasoras llegando a cubrir, en muy poco tiempo, varios metros cuadrados tanto de tierra como de pared.

PLUMBAGO

Al plumbago, planta rústica y muy resistente, le encanta el sol directo, es más, resiste muy bien las altas temperaturas, vive en terrenos pobres, aunque no le desagrada la tierra fértil, y sólo necesitan riego si están sufriendo a causa de la sequía y nunca en invierno.
Vive perfectamente en recipiente (macetas, jardineras, etc.) lo que añadido a su espléndida floración, su porte colgante y que en poco tiempo puede colgar varios metros hace de ellas unas plantas fantásticas para balcones y terrazas de clima cálido. En este caso necesitan podas asiduas y riegos abundantes.
Trasplante
Si permanece plantada en el jardín es conveniente cortar una tercera parte de sus raíces (sin arrancarla) una vez cada cuatro o cinco años. Si su cultivo se realiza en jardinera el trasplante se debería realizar cada tres o cuatro años.
Reproducción
La planta se multiplica por estaca de un año colocada en un medio arenoso, húmedo y cálido. Para ello debes cortar un trozo de rama de 10 a 15 cm. y que contenga uno o más nudos; unta la herida con hormonas y entierra dos terceras partes de la estaca en el sustrato.
Poda
Admite podas drásticas y es más, es necesario cortar los brotes a menudo -4 ó 5 veces al año- de esta forma crecerá más exuberante y su floración será más abundante.
Enemigos
Se trata de una planta muy resistente pero, esporádicamente, puede ser atacada por cochinillas. Al menor síntoma debes tratar con el producto adecuado.
Abono
En la época de crecimiento (marzo/octubre) necesita un abono sólido muy rico en fósforo y potasio, una vez al mes y el resto del año uno de equilibrado.
Recuerda que siempre debes abonar después de regar.
Problemas
Ha perdido todas sus hojas
Habitualmente se debe a las bajas temperaturas, pero si ocurriera en pleno verano es problema de exceso de calor y falta de riego o exceso de abono. En ambos casos debes regar en abundancia.
Hojas pegajosas
Recibe el ataque de cochinilla. Para eliminarlas utiliza un producto comercial específico contra el tipo de insecto realizando 3 pulverizaciones con intervalos de 5 días cada una y repetir a los quince días otra tanda.
Troncos secos
Habitualmente es debido a las bajas temperaturas del invierno o a la falta de riego en verano. Si esto ocurre por las bajas temperaturas debes cortar toda la planta a ras de suelo a la entrada de la primavera, y si es por falta de riego puedes cortar igualmente a ras en cualquier época.

Cuidados de la columnea

La columnea o carpa dorara como también se conoce es originaria de América Central y América del sur, se caracteriza por la flexibilidad de sus tallos, naciendo de manera firme cayendo a medida que crecen formando una especia de cascada.

COLUMNEA
La columnea es una planta de interior que requiere de muy poca luz y como es lógico, si requiere poca luz jamás debe darle el sol directamente. No se debe regar con demasiada frecuencia pues si se riega demasiado lo que se conseguirá es que pierda su flor, por lo que es aconsejable dejarla descansar de tanta agua después de florecer aunque lo que si que necesita es bastante humedad en el ambiente como prácticamente todas nuestras plantas de interior, pudiendo aumentar dicha humedad mediante pulverizaciones. Lo mejor para favorecer la floración de nuestra planta es luz intensa pero de manera indirecta.
Su flor presenta varios colores desde el amarillo pasando por el rojo y naranja. Gracias a su forma de presentación en forma de tallos caídos y sus intensos colores es una planta ideal para colocar en nuestra casa colgándola para que se luzca mucho más y nos alegre nuestro hábitat.
Existen varios factores que nos indican que algo está ocurriendo con nuestra columnea, si observamos que tira sus flores, se le caen la hojas y se pudren los tallos es debido a exceso de riego; si sus tallos y hojas se vuelven amarillo es todo lo contrario, falta de riego; si sus hojas y flores se arrugan y se secan es por falta de humedad; y si apreciamos que adquiere gran tamaño pero sin flores, es hora de trasladar a nuestra planta a un lugar con más luz pues se debe a la carencia de ésta.

Cuidados de la Tecoma

La Bignonia amarilla, también llamada comúnmente Roble amarillo y Trompeta de oro, es un arbusto originario de América central y América del sur, y pertenece a la familia de las Bignoniáceas.

TECOMA
Su nombre científico o latino es Tecoma stans, el cual etimológicamente significa: Tecoma, abreviación de su nombre vernáculo tecomaxochitl; mientras que Stans, proviene del latín y significa erecto, probablemente por sus inflorescencias.
Es un arbusto o arbolito perennifolio de porte erguido y corteza rugosa, que puede alcanzar una altura de hasta 5 metros. Sus hojas son pinnadas, compuestas, con folíolos lanceolados, de puntas afiladas y de bordes aserrados. Este arbusto cuenta con unas atractivas y particulares inflorescencias de color amarillo tubulares acampanadas que nacen en racimos de numerosas flores. La estación durante la cual se produce la floración es el verano.
Respecto a sus cuidados básicos, la Bignonia amarilla soporta altas temperaturas y su situación debe ser a pleno sol; durante el invierno debe ser protegida del frío y las heladas. En cuanto al riego, este arbusto requiere ser regado frecuentemente durante el verano, y muy poco en invierno.
La época de plantación es en otoño o primavera en suelos arenosos, con buen drenaje, frescos y ricos en materia orgánica. Se multiplica por semillas o por esqueje.

Consejos para el cultivo y mantenimiento de digitales en el jardín

Originarias de Europa, África o Asia, las digitales son plantas de la familia Scrophulariaceae que solemos encontrar en jardines alpinos y rocallas. Ideales para setos y macizos, estas plantas floríferas se cultivan por la forma original de sus largas espigas, que florecen en verano. De fácil cultivo, las digitales requieren muy pocos cuidados después de haber sido plantadas.

DIGITALIS 1
Particularmente venenosas, las digitales son plantas que vienen en una veintena de especies caracterizadas por inflorescencias coloridas, cuya forma recuerda notablemente a los dedos de los guantes.
Qué digitales elegir
Púrpuras, rojas, blancas o amarillas según las variedades, las digitales son plantas del jardín son bienales o perennes que florecen durante todo el verano. Aunque la especie más conocida es sin duda la Digitalis purpurea, reconocible por sus hermosas inflorescencias púrpuras, otras especies como la Digital thaspsii, la Digitalis lanata o la Digitalis ambigua son tan ornamentales como ella. Dependiendo del color de los pétalos, la digital puede utilizase para expresar diferentes sentimientos amorosos, como la pasión. Más allá de esto, estas plantas floríferas se cultivan principalmente por el toque único que aportan a setos, macizos, platabandas o bordes. En lo que respecta a macizos y setos, las variedades altas como la Digitalis grandiflora o la Digitalis purpurea son particularmente adecuadas para aportar matices de formas y volúmenes. Por el contrario, especies como la Digitalis thaspsii o la Digitalis lutea se adaptan mejor a jardines alpinos y rocosos, debido a su facilidad de cultivo y su resistencia natural.
Las condiciones de cultivo de las digitales
Antes de plantar las digitales, es aconsejable esperar a principios de la primavera o mediados de otoño. En cuanto al suelo, privilegie una tierra fresca más bien ácida y evite sobre todo los suelos calcáreos, totalmente inadecuados para las digitales. Poco exigentes en cuanto a la luz, las plántulas podrán ser colocadas en un lugar ligeramente sombreado, protegido de la exposición directa al sol. Así, es perfectamente posible plantarlas cerca de árboles o arbustos para que puedan recibir la sombra que necesitan a lo largo del día. Antes de la plantación, no olvide enmendar la tierra con compost de manera de fertilizar bien el suelo y promover la buena salud de sus plantas durante su crecimiento. Una vez colocadas las plantas, riegue copiosamente y deje que el suelo se seque completamente antes de volver a regar.
El mantenimiento de digitales
Muy fácil de mantener, las digitales son plantas que no plantean ningún problema particular en cuanto a mantenimiento. En cuanto al suministro de agua, alcanza con algunos riegos a la semana, en la medida en que las digitales pueden adaptarse a tierra ligeramente seca. Por ello, tenga cuidado de no regar en abundancia para evitar la acumulación de agua y la tierra muy húmeda. Después de la floración estival, es preferible eliminar las últimas flores para no obstaculizar el crecimiento futuro de la planta. Como las digitales son plantas alpinas acostumbradas a condiciones climáticas bastante duras, no es necesario protegerlas en invierno. Tras el regreso de la primavera, las plantas pueden ser ligeramente podadas para promover su crecimiento y lograr una floración aún más exitosa. También será conveniente realizar un suministro regular de fertilizantes para obtener mejores resultados. Finalmente, si usted desea multiplicar sus digitales para crear nuevos setos y nuevos macizos, podrá hacerlo optando por el método de la siembra. La operación puede realizarse a partir del mes de abril, para lo cual hay que hacer germinar las semillas en un sustrato compuesto de turba. Espere hasta que los brotes sean bien resistentes antes de plantarlos en un lugar sombreado y fresco hasta que estén listos para ser trasplantados definitivamente.