LIMPIEZA DE BARBACOAS

Ya llego el buen tiempo, y con él, el olor a brasas inconfundible, hace que los alimentos que asemos adquieran un sabor y un aroma más que placentero, por lo anterior, es importante ser previsores y mantener nuestra barbacoa en perfecto estado.
Según el espacio y el presupuesto que tengamos disponible, podemos elegir entre modelos fijos o móviles. Los primeros necesitan un espacio amplio, normalmente los encontraremos de piedra, hormigón, ladrillo y una campana. Los modelos móviles, son fáciles de transportar y guardar, y nos permiten cocinar con leña, carbón, gas ó electricidad.

SAM_6186

RECOMENDACIONES DE MANTENIMIENTO Y CUIDADO DE BARBACOAS.

Empezaremos por las más clásicas, las barbacoas de leña ó carbón. El aroma y sabor son inconfundibles. Disponemos de una gran variedad, las portátiles, muy socorridas para un uso ocasional, las fijas o de obra, ya sea con campana o sin ella, aconsejable para un uso más cotidiano, siendo más cómodas y versátiles. Suelen disponer de espacios inferiores para guardar la leña o carbón, además nos suelen brindar una zona donde manipular la comida con total comodidad. Los modelos más modernos nos brindan la oportunidad de disfrutar nuestras recetas como en los tradicionales hornos de leña, ya que disponen de un pequeño espacio para ello.
En las barbacoas de gas, la cocción se realiza a través de una placa de hierro. Tendremos un mayor control de la temperatura y nos olvidaremos de las complicaciones del carbón, sin olvidar mencionar su fácil limpieza. Será importante tener en cuenta una buena ventilación.
Las barbacoas eléctricas a parte de su gran movilidad, son fáciles de usar, seguras y cómodas de limpiar. Solo necesitaremos tener un enchufe a mano o en su defecto una buena alargadera.

Antes de nada, debemos tener en cuenta que nuestro primer invitado es el fuego, una reunión de amigos puede tornarse agria si no tomamos unas mínimas medidas de seguridad.
Tanto la estabilidad de nuestra barbacoa como la orientación del viento, será primordial para su uso. Un golpe de aire, unas chispas o algún brasa perdido pueden arruinarnos un bonito día. Por evitar incidentes, los más pequeños y sus juegos deberán quedar alejados, un cubo de arena o incluso un extintor son unas buenas medidas de seguridad a tener a mano. Sin olvidarnos nunca de nuestros vecinos, conviene informarse de las normas de nuestra comunidad, ya que no hay una norma específica para el uso de barbacoas.
LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE BARBACOAS
Barbacoas de gas: Antes de nada, es importante realizar una prueba de fugas. Para ello untaremos con agua jabonosa todas las juntas y abriremos la bombona (no los quemadores) y comprobaremos con detenimiento si burbujea en algún punto. Seguramente lo tendremos indicado en el manual de uso de la misma.
Lo primero será precalentar la barbacoa de 5 a 10 minutos. Si dispone de tapa-horno podremos cerrar la misma para acelerar el tiempo. Siempre tendremos en cuenta el manual de instrucción y montaje, y bajo ninguna circunstancia dejaremos cocinando los alimentos a fuego máximo con la tapa cerrada.
Lo más recomendable a la hora de limpiarla es dejarla encendida unos 10 – 15 minutos, (tapa-horno, ya que si fuera plana se deformaría). Durante este tiempo, los restos de grasas y alimentos se quemaran, facilitándonos su limpieza.
Cerraremos los quemadores y la propia bombona, y dejaremos que se enfríe. Usaremos agua jabonosa y una esponja, ya que los productos abrasivos podrían estropearla. No olvidar los deflectores o vaporizadores si los tuviese.
Es recomendable una limpieza algo más exhaustiva cada temporada, para guardarla en perfectas condiciones, aunque si su uso es cotidiano, recomendaríamos hacerlo cada mes.
Pondremos especial cuidado en los quemadores, con un cepillo de púas de acero cepillaremos toda la superficie, a continuación, con una aguja o varilla pincharemos los agujeritos por donde sale el gas. Si están imposibles, podemos dejarlos todo una noche en gasoil, y a la mañana siguiente lavar y cepillar. Dejaremos al sol para que sequen bien.
Si disponemos de alguna zona de madera, el aceite de teka es un gran producto. Para el acero, aunque sorprenda, lo más efectivo es el aceite corporal de bebes, el cual aplicaremos con ayuda de un papel de cocina. En las partes metálicas arañadas podemos aplicar pintura anti calórica, eliminando así esos engorrosos arañazos.

Limpiar las barbacoas de leña o carbón:
Como primer paso, cubriremos de papel de aluminio la cubeta donde va el carbón. Esto nos facilitará luego la limpieza de la misma. Pues tanto los restos, como la grasa derivada de los alimentos, estarán aislados. Solo tendremos que tener un poco de cuidado de no rasgar el papel de aluminio, para luego retirarlo sin problemas.
En segundo plano tenemos la rejilla. Lo cierto es que por mucho cuidado que tengamos, las llamas y la grasa la dejan imposible. Lo más acertado es limpiarla en caliente, para ello, podemos bajarla para que la calienten los restos del carbón mientras terminamos de comer. Disponemos de cepillos especiales en el mercado, no obstante un poco de lavavajillas y una esponja húmeda nos puede servir. El líquido usado para encender la barbacoa es un buen anti-grasa (aquí debemos tener cuidado pues es inflamable). Con los restos difíciles, un buen cepillo, con cuidado, pues es mucho más agresivo. Y para terminar un buen aclarado, pues no queremos dejar restos de productos químicos.
Para mantener el acero en buen estado, (evitar si es inoxidable) recomendamos pasar un trapito humedecido en aceite, lo que lo protegerá del óxido hasta el siguiente uso.
Evitaremos guardarla en lugares húmedos o posicionarla durante largos periodos en lugares con excesiva humedad como piscinas.

Consejos para el mantenimiento de piscinas

A todos nos encanta disfrutar de los baños en la piscina, especialmente en verano, pero a nadie le gusta llevar a cabo el mantenimiento de estas. No tan solo se trata de un tema estético, sino también de salubridad, ya que si no mantenemos limpia nuestra piscina, esta puede convertirse en un foco de infecciones. Para evitarlo, durante todo el año deberemos realizar algunas acciones que nos ayuden a conservarla limpia durante todo el año. En este artículo , os explicamos algunos consejos para el mantenimiento de piscinas.

SAM_6184

Instrucciones

1. Antes de nada, cabe destacar que para llevar a cabo el mantenimiento de una piscina y de su agua podemos optar por contratar los servicios de una empresa de mantenimiento y limpieza u optar por hacerlo nosotros mismos, con los productos y herramientas adecuados.
2. Asimismo, deberás saber que el mantenimiento de la piscina debe realizarse durante todo el año, independientemente de que se esté utilizando o no la piscina. Incluso en invierno deben tenerse en cuenta algunas consideraciones que puedes ver en nuestro artículo cómo mantener la piscina en invierno.
3. Uno de los tratamientos más usados para mantener la piscina en perfecto estado es a partir de productos químicos, que desinfectarán y conservarán el agua en óptimas condiciones de limpieza.
4. De esta forma, deberás asegurarte de que los niveles de pH del agua (valor de acidez o alcalinidad) sean los adecuados, para así evitar la proliferación de algas o que se causen daños en las instalaciones. Para ello, deberás usar un controlador de pH y mantener el nivel entre el 7 y el 7’8.
5. Asimismo, el cloro será te ayudará a mantener la piscina con el agua limpia y transparente, así como libre de microorganismos. A pesar de que la cantidad de cloro a diluir está en función de muchos parámetros (tamaño, calor, lluvia, etc.), a modo orientativo podríamos decir que bastará con diluir 20 gramos de cloro por cada 15 metros cúbicos de agua, cada cinco o seis días.
6. Los alguicidas podrán ayudarte a prevenir la aparición de estas plantas acuáticas que tan desagradables resultan en las piscinas. También deberás controlar la dureza de calcio, para evitar que el agua se vuelva corrosiva si está muy baja en calcio o que se formen escamas en caso de tener demasiado calcio.
7. Por otro lado, debes mantener limpia la bolsa del skimmer para garantizar la circulación del agua fresca, así como también deberás retirar las hojas o cualquier tipo de suciedad que haya caído a la piscina, ayudándote de una red.
8. Además de hacer mantenimiento del agua de la piscina, será necesario el cuidado y limpieza de los fondos y paredes. Este proceso podrá realizarse con un limpia fondos manual o bien con un robot automático.

Cómo cuidar de la planta singonio

La planta singonio (Syngonium podophyllum) es ampliamente conocida cabeza de flecha. Es una enredadera de crecimiento lento, originaria de los trópicos, que tiene hojas con forma de flechas y una tonalidad verdosa que cambia a medida en que maduran. Estas plantas son fáciles de cuidar y pueden tolerar un poco de descuido, en caso de ser necesario.

SAM_6145
Nivel de dificultad: Moderadamente fácil

Instrucciones
Humedece ligeramente las plantas cada mañana. Alternativamente, puedes ponerla en una bandeja llana, con rocas y agua. La planta debe permanecer en las rocas, no en el agua que puede dañarla.

Limpia las hojas cada dos semanas. Estas son brillantes y muestran el polvo. Toma un paño suave y limpia suavemente las hojas de arriba a abajo.
Riega solo después de que el suelo se haya secado un poco. Introduce el dedo en el suelo a 2,5 cm de profundidad; si está seco, es el momento de regar tu planta.

Coloca las plantas singonio bajo una luz indirecta. Una ventana orientada al sur, este u oeste (alejada del sol directo) es el lugar ideal. Si la planta se encuentra en el exterior, plántala en una zona donde reciba la luz filtrada a través de los árboles o que reciba la luz matinal y la sombra en la tarde.

Poda las hojas muertas para estimular el nuevo crecimiento. Usa los dedos o una podadora pequeña. También puedes recortar la planta para controlar el crecimiento; sin embargo, el singonio es una planta de crecimiento lento, por lo que sólo debes recortarla a un tercio o a la mitad de su tamaño cada vez, si así lo deseas.

Mantén la temperatura entre 15 a 23 grados centígrados siempre que sea posible. Sin embargo, puede tolerar temperaturas tan bajas como 1,6 grados centígrados en ocasiones y también temperaturas más cálidas.

Fertiliza a tus plantas singonio cada 2 o 4 semanas, con un fertilizante líquido balanceado (por ejemplo uno etiquetado 10-10-10). Sigue las instrucciones de la etiqueta en cuanto a la dosis y la aplicación ya que cada fertilizante tiene una concentración diferente.

Coloca un palo o una pequeña estaca en el suelo como apoyo, a medida en que la planta crece.
Consejos y advertencias
• La variedad de singonio verde dorada es venenosa para las mascota

 

Cuidados de la planta Codiaeum, Croto o Croton

Pertenece a la familia de las Euforbiaceas. Es un género que comprende una amplia gama de plantas decorativas. Tiene su origen en Malasia, Polinesia e Indias orientales. El nombre científico Codiaeum deriva de “Kodiho”, denominación que se da a la planta en su lugar de origen.

SAM_6127

Se suele confundir el Croton de interior, cuyo nombre científico es Codiaeum, con el género Crotón, que no comprende especies ornamentales, sino plantas medicinales.

Las hojas son alternas, pecioladas, perennes y de formas diversas: lobuladas, ovaladas, trilobulares, lanceoladas; con distintos tonos de verde, blanco, rosa, rojo, amarillo y marrón. Las flores son diminutas y no tienen interés decorativo.

No es planta de fácil cultivo en el interior de las casas. En los climas cálidos se puede cultivar al aire libre (a la sombra y abrigada del viento) en patios y porches. Se debe colocar en ambientes de temperatura constante no inferior a los 16ºc y no superior a los 25ºc. Con mucha luz, pero sin sol directo, ni demasiado cerca de las ventanas. Evitar las corrientes de aire.

El Crotos no se debe cambiar de maceta hasta unos 2 años después de su compra. Pasarla a una maceta una ó dos medidas más grandes. Poner una mezcla a partes iguales de tierra de jardín, turba y arena.

Durante primavera y verano abonar con un fertilizante líquido cada 15 días.

Los riegos deberán ser regulares para mantener la tierra húmeda, pero sin encharcarla. Es planta ideal para cultivar en macetas con reserva de agua. De esta forma se autoabastecen durante una buena temporada. Conviene regarlo con el agua ligeramente tibia.

Puede ser atacada por la araña roja y la cochinilla.

Si se le caen las hojas se puede intentar solucionar cortando el tallo superior en primavera, para conseguir el nacimiento de los nuevos brotes desde la base. Si se realiza esta operación hay que tener en cuenta que necesita todo el calor y la humedad posibles para ayudar su crecimiento. Si el tallo cortado segrega una especie de látex hay que “cerrar” la herida con cera caliente o con mastic de poda (lo venden en los centros de jardinería) para evitar que pierda dicho látex y le entre alguna infección.

La multiplicación se efectúa por estaca, pero es una operación que sólo pueden realizar con éxito los cultivadores especializados.

Sedum

Este enorme grupo de plantas perennes, resistentes, semi-resistentes y tiernas contiene varias especies apropiadas para cultivar en interior. Todas ellas son suculentas, con hojas carnosas que acumulan agua; casi todas rastreras o colgantes y otras tantas forman arbustos más o menos compactos.

SAM_6135

Estas plantas tienen muchas características llamativas, como lo son sus pequeñas flores blancas, amarillas o rosadas, con forma de estrella, y por la forma y colorido de su follaje.

Es conocida su adaptación a la falta de agua, gracias a la capacidad de almacenar agua en sus carnosas hojas.

Los Sedum crecen naturalmente en numerosos países, pero en especial en el sur de Europa y México. Algunas especies son muy conocidas y populares.

Se les debe proporcionar una ubicación bien iluminada, donde reciban abundante luz indirecta; un poco de sol si no es muy intenso puede ser muy beneficioso.

Aproximadamente una vez al mes, añadir un fertilizante líquido suave al agua de riego, por lo general se utiliza abono para cactus.
Los Sedum son como el resto de suculentas, plantas que soportan temperaturas altas y los ambientes secos, pero no así los espacios cerrados o con poca ventilación.

Durante los meses invernales pueden permanecer a pleno sol, en un sitio protegido del frío intenso, regándolas de manera comedida, sólo para que el sustrato esté apenas húmedo.

Se propagan fácilmente mediante semillas, esquejes de tallo y esquejes de hojas. Puede utilizarse un sustrato especial para cactus o bien uno común, incorporándole una cuarta parte de arena gruesa, y mojando la mezcla ligeramente.

Algunos miembros del género se usan por sus propiedades en la medicina tradicional.

Pueden necesitar de pequeños recortes para que se mantengan vistosas, pero lo mejor es renovar los ejemplares viejos mediante nuevas plantas, obtenidas con los esquejes más vigorosos.

Los esquejes de tallo y hoja hay que dejarlos durante unos días para que formen callo, luego, se introducen en el sustrato y se espera hasta que los nuevos brotes muestren que las raíces están ya totalmente establecidas.

Passiflora

La Pasionaria o Flor de la Pasión es una trepadora que no puede faltar en nuestra decoración floral. Su flor es realmente original.

SAM_6166
Nombre común: Pasionaria, Flor de la pasión
Nombre científico: Passiflora caerulea
Origen: Brasil y Perú
Familia: Pasifloráceas (Passifloraceae)
Luz: Mucha luz, a pleno sol
Temperaturas ideales: 5ºC – 25ºC Hay que proteger ejemplares jóvenes del frío en invierno
Ubicación: Exterior
Floración: Verano
Riego: Con regularidad y abundancia
Abono: Moderado
Descripción
La pasionaria o flor de la pasión es una planta trepadora, perfecta para decorar el jardín cubriendo pérgolas, verjas, arcos o muros de forma elegante. Florece durante el verano y el color de sus flores suele ser morado o púrpura y es realmente original. Son aromáticas y producen un fruto ovalado que en la variedad Passiflora edulis es comestible. Se trata del llamado fruto de la pasión o maracuyá. Esta planta crece con rapidez y necesita un soporte para poder enredarse.
Luz y temperatura para la planta flor de la pasión
Para que esta planta pueda crecer de forma adecuada debe estar situada a pleno sol o en un sitio muy luminoso. Los ejemplares adultos pueden aguantar temperaturas muy bajas, por debajo de los 0 grados, pero siempre si está bien protegida de las heladas. Para cultivarla en interior debe estar en un lugar muy luminoso alejada de la calefacción.
Riego y abono de la flor de la pasión
En la época de floración hay que regarla frecuentemente para asegurarse de que el sustrato se mantiene siempre húmedo, pero evitando los encharcamientos que amarillean sus hojas. En invierno el riego será más moderado. El abono ha de ser moderado o de lo contrario la floración será menor.
Plagas y enfermedades de la flor de la pasión
Esta planta es sensible a las cochinillas, los pulgones y los ácaros.
Consejos para cultivar la flor de la pasión
Un problema que nos podemos encontrar con las trepadoras es que si están en condiciones favorables pueden crecer y trepar sin límite, por lo que es aconsejable podarlas una vez al mes. A medida que crezcan, si no las controlamos, sus tallos se harán fuertes y vigorosos , siendo capaces de romper todo lo que se interponga en su en su camino: paredes, celosías, enrejados…

Campanula portenschlagiana

La Campanula portenschlagiana o campanilla, es conocida por varios nombres, incluyendo la variedad Bellflower Resholt de Dalmationy y la harebell de pared. La planta es conocida por sus flores azules y profundas, que cubren toda la temporada de verano en crecimiento. Las glowers de campana o de copa se dirigen directamente hacia arriba, hacia el sol, que da a la planta un aspecto llamativo.

SAM_6149
Hábito de crecimiento
Campanula portenschlagiana es menor que muchas otras variedades de Bellflower. En promedio crece 15 a 25cm de alto, con plantas que alcanzan 0,30m de diámetro en aproximadamente un año. A menudo se utiliza como cobertura del suelo, la campanula seguirá propagándose a través de los corredores durante toda su vida. Bajo condiciones ideales de crecimiento, puede ahogar a otras plantas y adueñarse de una parte del jardín. En la mayoría de los climas, las plantas comienzan a florecer en mayo y continúan produciendo flores hasta la primera escarcha profunda.
Condiciones de crecimiento
Aunque tolera bien el frío, la campanula portenschlagiana no prospera en el calor extremo. Esta campanilla no es exigente con el tipo de suelo, pero el suelo debe estar bien drenado y debe mantenerse húmedo. Las plantas pueden soportar condiciones secas durante cortos períodos de tiempo. Las Campanula portenschlagiana se deben plantar a pleno sol. Sobrevivirían en condiciones parcialmente sombreados, pero no crecerá tan rápido o no florecerá profusamente.
Cuidado

Para mantener la Campanula portenschlagiana próspera, riega regularmente para que el suelo permanezca húmedo. Las plantas deben ser tratadas con un fertilizante de uso dos veces por año. No requieren una poda pero pueden ser podadas para mejorar la apariencia o estimular floraciones adicionales. La extracción de flores marchitas animará a repetir la floración durante todo el verano.
Problemas

Las flores campana como la Campanula portenschlagiana son susceptibles a la pudrición de la raíz y al moho pulverulento. Ambas condiciones pueden prevenirse mediante la colocación de las plantas en un suelo bien drenado y evitando el riego excesivo. El moho puede tratarse mediante la eliminación de las áreas infectadas y el mejoramiento del drenaje. Si a una flor de campana se le ha podrido la raíz, se debe tirar y ser desechada. Las Campanula portenschlagiana también son a menudo atacadas por las babosas y los caracoles. Los daños de las plagas se pueden detener por el punteo de ellos fuera de la planta a mano. Los cebos de caracoles y babosas también pueden ayudar a que las infestaciones paren, pero se debe utilizar cuando el clima es cálido y la humedad es baja.

Filodendros

Filodendros son conocidos por su naturaleza robusta y capacidad de soportar un mínimo de cuidado. Son excelentes plantas de interior y son identificados por sus patrones de crecimiento de piernas largas y follaje brillante. Filodendros pertenecen a un género grande con muchas especies, y pueden variar en tamaño de las hojas, color y forma. Propagar filodendros se logra mediante la replantación de esquejes en lugar de semillas para la siembra. A pesar de que pueden ser cultivadas a partir de semillas, el periodo de germinación es largo y rara vez produce una planta de plena madurez. Considerada una planta tropical, filodendros no prosperan en temperaturas exteriores inferiores a 5.5 grados C, y son los más adecuados como plantas de interior se mantuvieron a temperatura ambiente. Los siguientes consejos le permitirán crecer y cuidar a su planta de filodendro.

SAM_6153

Obtenga sus esquejes filodendro. Usted puede obtener esquejes. Deben contener un vástago y algo de follaje, así como al menos 2 articulaciones, o “nodos” procedentes de la madre. Las articulaciones son donde las raíces crecen en las plantas vasculares como filodendros.
Mezcle su suelo. Crear una mezcla de 1/3 de turba, 1/3 de tierra para macetas y 1/3 de arena. Filodendros pueden crecer sin tierra en muchas condiciones, y la necesidad de una fuente de crecimiento muy aireado.
Pot los esquejes filodendro. Coloque su mezcla de tierra en una de 25,4 cm maceta de plantación. Inserte el corte, con las articulaciones, en la tierra y apisonar el suelo alrededor de la base de las estacas.
Asegure los esquejes. Coloque una estaca de madera de 2,56 cm en la maceta y apuntalar el corte en la hoguera. El filodendro vid-como subirá la apuesta y ser apoyado, mientras que crece.
Busque la maceta en un lugar cálido y sombreado. La temperatura debe estar entre 21 y 26 grados C.
Revise su filodendro diaria para determinar las necesidades de riego. Necesitarán cortes filodendro jóvenes ser regadas todos los días, pero la planta no le va bien cuando excesivamente regada, ya que es susceptible a la pudrición de la raíz. No permita que el suelo se seque por completo.
Rociar el follaje del filodendro diario con una botella de agua de aspersión. Las hojas de la planta como para mantener hidratado, y esto también evita que los poros de las hojas por la retención de polvo.

ACER GARNET

Descripción:

El arce japonés se trata de una planta de naturaleza muy delicada, que contrariamente a otros arces este es de porte arbustivo. Alcanzan una altura de 3 a 8 metros de porte globoso con numerosas ramas ligeramente caedizas que contienen hojas palmeadas, muy regulares, de 5, 7, 9 u 11 lóbulos enteros o finamente recortados. Posee numerosas variedades que varían del verde al amarillo dorado y al rojo púrpura.

SAM_6179

Su crecimiento es bastante lento, característica que hace que se emplee para el cultivo en bonsáis.
Este arbusto muy empleado en jardinería es remarcable por su porte gracioso, por la forma de sus hojas y la riqueza de sus coloridos, sobre todo en primavera, y nuevamente en otoño, cuando todas sus hojas se vuelven de tonos rojos.

Cultivo y cuidados:

Necesitan un suelo arenoso y fresco, no calcáreo, y, en su defecto, tierra de brezo; se desarrollan mejor en emplazamientos a media sombra que en pleno sol, ya que este deteriora sus hojas. Su rusticidad es excelente.
Necesita bastante humedad, tanto en el ambiente como en suelo, por lo que necesita condiciones muy especificas siendo su cultivo dificultoso, sino se le da las condiciones apropiadas. No necesita poda ya que al ser un arbusto ramifica desde bien bajo por lo que no se le ha de podar para dejarle tronco.

Multiplicación:

Su multiplicación es por acodo o esqueje si se quiere mantener las características de la planta madre, sino, puede hacerse mediante semillas, teniendo en cuenta que la viabilidad es corta. Germinando satisfactoriamente si se colocan en agua caliente (alrededor de 43ºC) y se dejan a remojo durante 2 días.

Usos:

Su usa en jardinería como arbusto de soto bosque, de forma aislada o en agrupaciones. También se cultiva en maceta, aumentando de forma considerable sus necesidades de humedad y riegos.

Curiosidades:

Es sensible a cochinilla, a carencias de hierro en suelo calizo y a las quemaduras foliares por el sol o el viento

Cuidados de la planta Sinningia

El género Sinningia debe su nombre al botánico alemán Wilhelm Sinning (siglo XVIII). Pertenece a la familia de las Gesneriaceae y lo integran unas 60 especies de plantas tuberosas perennes y herbáceas originarias de la América Tropical, especialmente de Brasil.
La Siningia se puede encontrar en las tiendas con el nombre de Gloxinia, aunque en realidad el género Gloxinia está formado por plantas rizomatosas, no tuberosas.

SAM_6131
Son pequeñas plantas herbáceas de raíz tuberosa que alcanzan, como mucho, los 40 cm de alto. Las carnosas hojas son ovaladas, pilosas y se presentan en roseta desde la base del tallo floral. Las bonitas flores miden unos 10 cm en la abertura, tienen forma de campana y sus pétalos aterciopelados pueden tener distintos colores. Florecen en verano y en otoño, aunque pueden hacerlo en otras estaciones.
Se suelen utilizar principalmente como plantas de interior debido que no son de fácil cultivo.
La Gloxinia necesita una exposición muy iluminada pero sin sol directo. Al ser plantas tropicales no resisten el frío y necesitan temperaturas medias de unos 20ºC.
El suelo deberá estar formado por una mezcla de 1/3 de arena, 1/3 de tierra de hojas y otro de hojas. La plantación conviene realizarla a final de invierno.
Regar regularmente durante la floración con cantidades de agua más bien moderada (no mojar las hojas ni las flores). Tras la floración ir reduciendo los riegos hasta eliminarlos cuando las hojas se vuelven amarillas; es el momento de retirar los tubérculos y de guardarlos en un sitio fresco y seco.
Aunque no necesitan poda propiamente dicha conviene ir eliminando las flores ya marchitas.
Abonar quincenalmente durante la floración con fertilizante mineral.
Las Gloxinias pueden ser atacadas por pulgones y trips y por enfermedades fúngicas (hongos) si nos excedemos con el riego.
Se puede multiplicar por división de los tubérculos. También puede hacerse a parir de semillas o por esquejes de hojas pero esto sólo se recomienda para expertos.