Cuidados de la planta Scaevola humilis, Escévola o Abanico

El género Scaevola pertenece a la familia de las Goodeniáceas e incluye más de 100 especies. La Scaevola humilis es originaria de Australia.

También se conoce científicamente como Scaevola aemula y vulgarmente como Escévola o Abanico.

images

La Escévola es una planta vivaz semisuculenta de crecimiento rápido que alcanza los 25 cm de alto y tiene un porte rastrero o colgante. Presenta hojas algo dentadas y de color verde intenso. Las flores azul-violeta son pequeñas, de 5 pétalos y con forma de abanico. Florecen durante el verano y bien entrado el otoño.

Se utiliza para rocallas en lugares secos y en macetas para balcones y terrazas. Puede cultivarse bien en ambientes marinos o en ciudades pues soporta la contaminación.

Estas plantas necesitan una exposición a pleno sol o a semisombra.

El suelo deberá estar muy bien drenado y ser fértil y suelto.

Los riegos deberán ser escasos, pues resiste muy bien la sequía. Su peor enemigo es el exceso de agua.

Conviene ir eliminando las flores marchitas para fomentar la producción de más flores.

Abonar quincenalmente con fertilizante mineral durante la floración.

Es una planta bastante resistente aunque puede ser atacada por pulgones.

Se puede multiplicar por esquejes en primavera.

Cuidados de la Penta

Magnífica planta perenne muy utilizada en jardinería en climas cálidos o templados, donde puede florecer gran parte del año, incluso en invierno.

En otros climas se trata como planta anual descartándola después de la floración.

Penta_lanceolata
La Pentas lanceolata es una especie originaria de África. Crece en forma de pequeña mata, con tallos erectos, densos y leñosos.

Cuando es cultivada en suelo de jardín puede llegar a tener una altura de casi 1 m, en maceta o contenedores bastante menos.

Las hojas son de color verde oscuro, de forma lanceolada, con una suave pelusilla y con marcadas nervaduras.

Conviene pinzar o cortar los extremos de las ramas para mantenerla compacta y proporcionada, esto además estimulará al ejemplar a tener una mayor floración.

Las vistosas flores son pequeñas, con cinco pétalos en forma de estrella que crecen densamente agrupadas en el extremo de una vara o espiga formando grandes racimos.

Estas flores se encuentran en variados colores: rosa, rojo, lila o blancas. La situación ideal para un buen desarrollo se encuentra a pleno sol, donde florecerá con gran abundancia y durante más tiempo.

Las plantas que permanecen en la sombra producirán una menor cantidad de flores. La floración se produce de manera ininterrumpida desde mediados de la primavera hasta inicios del otoño.

En verano esta planta puede soportar temperaturas bastante altas, pero necesitará un mayor aporte de agua.

En estos periodos de calor se deberá regar el sustrato de manera generosa, evitando que la tierra permanezca encharcada, ya que esto perjudica a las raíces.

También se ha de rociar a diario con agua las hojas procurando no mojar las flores. Se abona cada tres semanas en el periodo de floración con fertilizante para plantas con flor.

Esta planta tiene una escasa tolerancia al frío.

Al inicio del invierno se tiene que realizar una poda eliminando todas las ramas demasiado largas y dejando descansar la planta hasta la siguiente temporada.

En cuanto al sustrato hay que tener en cuenta que en invierno debe estar sólo ligeramente húmedo.

La Pentas no soporta las bajas temperaturas, por lo que hay que protegerla del intenso frío, sobre todo de las heladas, situándola en el interior o en un lugar abrigado y cálido.