Como cuidar un cactus

El cactus es ideal para personas que no quieran plantas que necesiten de muchos cuidados. Las mayores características de los cactus son su gran resistencia a la falta de agua y sus espinas.
Como hemos dicho los cactus son plantas muy resistentes y que no necesitan de muchos cuidados, pero a pesar de esto, si no se saben cuidar pueden llegar a morir. En el siguiente manual os mostramos los cuidados básicos para saber cuidar de nuestros cactus correctamente.

3540-5774
COMO CUIDAR UN CACTUS
-RIEGO. Saber cómo regar un cactus es el paso más importante a la hora de su cuidado. El riego puede variar según la zona donde tengamos plantado el cactus y la especie de cactus que sea.
La falta de riego siempre resulta fácil de comprobar ya que se arrugan y adelgazan. Lo bueno es que, cuando se les da agua, se recuperan rápidamente.
Es la propia experiencia, más que datos exactos, la que determinará el momento en que debe regarse el cactus. Suele ser bastante usual regar una vez a la semana en verano e ir espaciando los periodos en otras épocas, pero siempre pecando de falta que de exceso, y teniendo en cuenta el clima y las temperaturas.
Durante el invierno se regará muy poco o incluso nada, excepto cuando el cactus esta en el interior, en cuyo caso se deberá regar cuando la tierra este bien seca.
Consideraciones:
-Siempre acertaremos más, si regamos por defecto que si regamos en exceso.
-Debemos evitar mojar la planta durante el riego.
-Es muy importante dejar secar bien el sustrato entre riego y riego.
-En invierno los riegos deben ser mínimos y si tenemos el cactus en el exterior, no regar si hay peligro de heladas.
-SUSTRATO Y ABONO PARA CACTUS. Es usual pensar que los cactus no necesitas una tierra bien abonada para crecer, pero no es así. Es una planta muy resistente, pero necesita nutrientes para estar saludable.
El mejor suelo para cactus es el que les proporciona un tipo de tierra ligera con un buen drenaje.
Puedes comenzar a abonar con fertilizantes de cactus diluidos cuando de indicios de crecimiento, con brotes o flores. Normalmente en principios de primavera, a razón de 1 vez al mes hasta el otoño. Abonar en Otoño permite al cactus acumular nutrientes para rebrotar y florecer la primavera siguiente.
En invierno no es necesario abonar.

-TRASPLANTE. Como norma general la mayoría de los cactus se deben trasplantar cada 2 años.
La mejor época para el trasplante es el inicio del periodo de crecimiento, normalmente entre marzo y junio, pero puede variar según la zona y la clase de cactus. No hace falta decir que es necesario trasplantar si se ve que el cactus ya no entra en la maceta o si las raíces abultan en la parte superior y salen por los orificios de desagüe.
Para trasplantar la nueva maceta deberá ser solo un poco más grande. Lo suficiente como para que hayan 2 cm entre la pared de la maceta y la planta.
No se debe regar el cactus en una semana y se le protegerá de la humedad y de sol en exceso.

-REPRODUCCIÓN DE LOS CACTUS. Para aprender como reproducir y multiplicar vuestros cactus os invitamos a visitar el manual que hemos creado específicamente sobre la reproducción de cactus por esquejes. Veras que es muy fácil de hacer.

MÁS CONSEJOS EN EL CUIDADO DE UN CACTUS
-Un exceso de agua y nutrientes forma cactus blandos y propensos a las enfermedades.
-Al comprarlo, mira si tiene pudriciones o cochinillas algodonosas en la raíz.
-Coloca siempre tu cactus en un lugar luminoso. Si están en lugares oscuros crecerán a lo alto, dándole aspecto larguirucho y enfermo.
-Regar muy poco durante el período de descanso de otoño e invierno. Se aconseja regar sólo durante el crecimiento. El exceso
de agua causa la pudrición y es el fallo más común en su cultivo.
-Utiliza abonos especiales para cactus en las proporciones que indique el fabricante.
-Para manipular cactus y no pincharse, se recomienda cubrirlos antes con periódicos.