Todas las entradas de elmontecito

COMO PLANTAR ÁRBOL FRUTAL

DSC_0039

Antes de plantar un árbol necesitamos una preparación previa. En esta preparación consideraremos algunos aspectos tan importantes como:

– Elección de las especies y variedades más adecuadas: La elección depende de una serie de factores: el clima del lugar ( Procuraremos adquirir especies adecuadas a la zona climática) . Una manera muy práctica de acertar es tener en cuenta los árboles del entorno. Si el árbol escogido abunda en la zona es una muestra clara de que la especie en cuestión se adaptará bien en nuestro huerto o jardín. Si el ejemplar escogido no se encuentra en la zona es mejor asegurarse recabando información de la web, de un buen libro o acudiendo a un centro especializado.
Otro factor importante es la composición del suelo. Para que nuestro árbol crezca bien es importante que sea adecuado al tipo de suelo, si bien existen técnicas para cambiar o mejorar la composición del mismo.
Otra cuestión que debemos tener en cuenta es el tamaño de las especies o variedades escogidas. No tiene sentido plantar un árbol que tendrá un desarrollo muy grande en un espacio reducido. Todas las especies frutales podrían plantarse en una superficie grande, pero en superficies pequeñas necesitaríamos patrones de injerto débil. En huertos pequeños o jardines particulares las especies enanas serán en principio más adecuadas.
Hay que prever, por ejemplo, si será necesario disponer de una zona soleada en nuestro huerto para plantar hortalizas o si queremos plantar otras plantas que necesiten el sol. Un árbol que produzca demasiada sombra podría resultar un inconveniente. Este mismo árbol podría ser de mucha ayuda si lo que pretendemos es plantar especies de sombra. Hay árboles que poseen raíces muy poderosas y podrían afectar a otros cultivos al sustraerles la humedad o los minerales o incluso eliminar las otras plantas por la emisión de toxinas a través de sus raíces. Este fenómeno, conocido como alelopatía, se da en algunos árboles frutales como el nogal, que produce juglona, un componente que inhibe el crecimiento de otras plantas a su alrededor.
Calcular la orientación que nuestro árbol frutal debe tener es muy importante. En general, los frutales prefieren los lugares soleados y resguardados. En estas condiciones los árboles producen más frutos y de mejor calidad. Si disponemos de un muro, una verja o un arco podemos plantar sobre ellos árboles guiados. Es necesario asegurarse antes de escoger el árbol adecuado, dado que el crecimiento de este tipo de plantas es bastante lento comparado con otros vegetales y no resulta demasiado adecuado cambiarlos una vez crecidos porque nos hemos equivocado de emplazamiento. Esto conllevaría muchos gastos y un retraso considerable en la producción de frutos.
– Elección de los polinizadores: La mayoría de árboles frutales necesitan ser polinizados para que produzcan frutos. La polinización en los árboles frutales es mayoritariamente entomófila, es decir la realizan los animales, especialmente los insectos y, entre estos, destacan las abejas. Unos pocos son polinizados por el viento, por lo que disponen de lo que se llama una polinización anemófila. Los organismos que transportan el polen se denominan agentes polinizadores.
Además del agente polinizador también se consideran árboles polinizadores aquellas variedades de árboles que suministran el polen adecuado para que otras variedades de la misma especie puedan ser polinizadas. Si solamente vamos a utilizar un solo árbol, es mejor escoger aquellos que sean auto fértil. Los árboles que necesitan una polinización cruzada deberán plantarse junto a otras variedades que aseguren su polinización. Esto se hace particularmente necesario cuando plantamos manzanos, cerezos, ciruelos o perales.
Elección de los patrones de injerto: Antes de realizar la plantación es necesario elegir los patrones de injerto. Los patrones de injerto son la base sobre los que se fijarán los injertos, que son las yemas o tallos que, unidos al patrón, desarrollarán el nuevo árbol frutal. A la hora de elegir los patrones de injerto hemos de tener en cuenta que estos pueden ser de dos tipos:
– Patrón de injerto vigoroso, que es utilizado para conseguir formas de árbol libres. Por ejemplo, en el caso de los manzanos se pueden utilizar los patrones M25 si queremos desarrollar un árbol grande o el M7, EL M9 o M27. Para árboles pequeños.
– Patrón de injerto débil, que se utilizada para conseguir formas tutoradas o empalizadas. Por ejemplo, en el caso de los manzanos, se utilizan los patrones M9 o M27.
– Preparación del terreno: Antes de la plantación resulta necesario preparar el terreno adecuadamente. Esta faena se llevará a cabo un año antes, durante la primavera u otoño. Es importante realizar un análisis de la composición de suelo para saber si este cumple los requisitos para el cultivo escogido. Este resulta determinante en principio, aunque se puede corregir mejorando la composición del mismo. La preparación del terreno conlleva la aireación del mismo a través de la arada, que debería ser superficial para no alterar demasiado la composición del mismo. Es también durante esta época cuando deben añadirse aquellos fertilizantes adecuados. Un abono de fondo, rico en fósforo y potasio o la adición de estiércol pueden mejorar su composición y fomentar una mayor riqueza biológica.
– Compra del material: Antes de la plantación deberemos comprar el material adecuado que se va a plantar. Para ello podemos optar por alguna de estas soluciones:
– Comprar los árboles ya formados: Podemos escoger ya árboles crecidos de 3 años o más, con lo cual avanzaremos el tiempo de producción y nos ahorraremos la faena de injertarlos. El problema de escoger esta solución es que los árboles formados resultan más difíciles de guiar, en el caso de que sea necesario, y, además, resultan muy caros. Una solución intermedia es comprar árboles de un par de años que pueden producir frutos pronto pero todavía están a tiempo de ser formados o guiados.
– Comprar plantones: Se denomina plantón a aquel árbol joven que ha sido dispuesto para ser plantado. Es un árbol virgen que todavía no ha sido podado. Suele tener una altura aproximada de 1 metro y un año de edad. La mayoría de los plantones de los árboles frutales ya están injertados, aunque son muchos más baratos que los árboles ya formados y podemos guiarlas o formarlas tal como queramos. Tanto si compramos un árbol o un plantón, hemos de acudir a algún centro de confianza para adquirir ejemplares fuertes y que estén sanitariamente certificados, es decir que tengan la garantía de estar libres de enfermedades. Deberemos fijarnos bien que correspondan a la variedad escogida.
Independientemente de nuestra elección, a la hora de comprar árboles o plantones debemos tener en cuenta que estos pueden ser comprados en contenedor o a raíz desnuda. Los árboles de contenedor están disponibles todo el año.
En los de raíz desnuda debemos comprobar que las raíces no estén resecas o rotas y que su crecimiento sea uniforme. En caso de comprar ejemplares en contenedor o en cepellón, tendremos en cuenta que las raíces no sobresalgan por debajo o que estén demasiado apretujadas, que la tierra no esté reseca o llena de hierbas.
– Comprar patrones de injerto: Los patrones de injerto resultan todavía más baratos y nos permiten injertarlos con la variedad del árbol frutal que deseemos. Es importarte comprar patrones de injerto en tiendas especializadas para producir árboles de calidad y libres de plagas y enfermedades. Las tiendas especializadas pueden aconsejar que patrón nos resulta más adecuado en cada caso. El patrón es el que proporciona el tamaño, la velocidad de crecimiento o la resistencia a ciertas enfermedades. Sobre el patrón se injerta la púa que es la que determinará el tipo de frutos producidos.
– Marcar el lugar de plantación: Antes de la plantación deberemos marcar el lugar donde deberán ser plantados los árboles. Esta planificación deberá tener en cuenta que condiciones necesita cada árbol para desarrollarse y cuanto espacio necesita para convertirse en un árbol adulto.
– Realización del ” pringue”: El pringue es una mezcla caldosa de agua y tierra. Se utiliza como líquido humedecedor que favorece el desarrollo de las raíces en los árboles frutales que se plantan “a raíz desnuda”. Para llevarlo a cabo se llena medio recipiente de agua y se le va echando tierra hasta que se obtenga una pasta cremosa en la que se introducen las raíces de los plantones. No es necesario este proceso aunque, si se lleva a cabo, favorece el enraizamiento de los nuevos árboles sobre todo aquellos que se plantan tarde.

El cactus Cereus cuidados

Las cactáceas componen la especie más conocida de las plantas suculentas, que se caracterizan por sobrevivir en condiciones de extrema sequía, gracias a su capacidad de acumular agua en sus tallos, hojas o raíces.

CACTUS CEREUS 3
Además, los cactus tienen como rasgo distintivo las púas que suelen recubrirlos. Aunque tienen su origen en América, se han extendido por todo el mundo, y cobran cada vez más importancia como planta de interior, tanto sin flores como con ellas, en los más variados tamaños, formas y colores.

Amantes de la luz y el calor, no requieren excesivas atenciones, aunque para mantenerlos en buenas condiciones durante mucho tiempo hemos de proporcionarles unos cuidados básicos y prestar atención a las enfermedades y plagas.

Aprende a cultivarlo
Los cactus se reproducen por semillas, que podemos adquirir o recoger nosotros mismos de los frutos; en este caso, tras la recolección, se extraen las semillas del interior y se conservan en papel poroso. Han de estar en perfecto estado, ya que, de lo contrario, el ejemplar no se desarrollará.

El sustrato debe estar bien drenado y ser permeable, para que no se acumule excesiva humedad, que perjudicaría al cactus y probablemente, lo mataría. La mezcla de diferentes tierras depende de la variedad que tratemos y de las condiciones climáticas. Una de las más habituales es unir una tercera parte de turba rubia, otra de arena gruesa y otra de carbón vegetal molido, que además será un elemento destacado en la prevención de los hongos. Por supuesto, es posible adquirir la tierra ya preparada.

La plantación la realizaremos en pequeños recipientes. En el fondo colocaremos gravilla, que permitirá un buen drenaje. A continuación dispondremos una capa del sustrato preparado. Se esparcen las semillas, con un poco de agua, y se cubren con arena gruesa. Para una buena germinación, es necesario proveer humedad; es adecuado cubrir el recipiente con un plástico transparente. Cuando haya brotado, lo trasladaremos a un recipiente mayor, con cuidado de no dañar las raíces.

Asimismo, los cactus también se reproducen por esquejes. Cortaremos una ramificación del ejemplar, dejaremos que cicatrice y los plantaremos en el sustrato.

Riego y abono de los cactus
Es importante tener en cuenta que las cactáceas soportan mucho mejor la falta de agua que el exceso de ésta. Una humedad demasiado alta hará morir la planta rápidamente. En cambio, su carencia puede resolverse, ya que percibiremos los síntomas poco a poco: un terreno demasiado seco, o que el cactus adquiera un tono amarillento.

Además, es preferible aportar una buena cantidad de agua de vez en cuando que muy poco a diario. Regaremos sólo cuando el terreno se haya secado por completo. El agua lo echaremos en el sustrato, y evitaremos mojar el ejemplar. Es adecuado añadir abono para garantizar el buen desarrollo; variará en función de la especie.

Cuidado con su salud
Los cactus no están libres de padecer enfermedades y plagas. La mejor forma de combatirlas es la prevención. Para evitar los hongos, se fumigará un par de veces al año; si los hongos ya han actuado, debido a una humedad excesiva, lo percibiremos en su aspecto, ya que estará recubierto con una pelusa blanca. Para remediarlo, lo retiraremos de su ubicación actual y la colocaremos en un lugar aireado, además de añadir un producto específico.

Las cochinillas también perjudican a nuestra suculenta; lo sabremos cuando aparezcan bultos parduscos; un remedio casero es, tras rasparlos, aplicar una solución preparada con un litro de agua y jabón blando y alcohol de quemar diluidos. Los pulgones y la araña roja también son enemigos de los cactus. Para eliminarlos, utilizaremos jabón líquido con agua en el primer caso y un producto específico en el segundo.

Consejos de cultivo para una orquídea Cambria

 4

Las botánicas del género Odontoglossum, de las cuales muchas han sido transferidas a nuevos géneros (por ejemplo Osmoglossum), provienen de regiones montañosas como la Cordillera de los Andes o América Central y, tanto estas como sus híbridas, pueden ser consideradas orquídeas de invernadero frío. Mientras que el cultivo de las Odontoglossums es generalmente delicado, el de la mayoría de sus híbridos es más fácil. Sigue leyendo Consejos de cultivo para una orquídea Cambria

Ideas para decorar la casa con plantas

Las plantas en casa agregan un toque de color a una habitación, suavizan los ángulos, limpian el aire y hacen que los cuartos se sientan menos como cajas. Decorar exitosamente con plantas de interior es cuestión de balancear las necesidades de las plantas con los elementos de diseño que deseas agregar a tu decoración.

7

Consideraciones

Equilibrar las necesidades ambientales de una planta a las habitaciones dentro de tu casa es la clave para crear un ambiente con éxito. Coloca las plantas que gustan del sol en ventanas que den al sur o al poniente, y las plantas que prefieren sombra, con sol indirecto. Selecciona plantas de diversas variedades de color, forma y altura que complementen la decoración de tu casa. Las suculentas van bien en una decoración con tema del suroeste y las plantas altas, esculturales, combinan bien en una estética contemporánea o minimalista. Las plantas que florecen realzan una casa estilo rústico, y las plantas con hojas color bronce, borgoña o jaspeado realzan un esquema de color neutral.
Entrada
Las plantas en la entrada o el vestíbulo ayudan a facilitar la transición del exterior al interior. Coloca plantas justo al lado de la puerta o donde reciban luz natural. Las plantas resistentes que pueden tolerar el cambio de temperatura del aire o su repentina aparición cuando abres la puerta frontal son las mejores para este ambiente. Las plantas caseras con hojas fuertemente formadas o con color de follaje interesante agregan calidad escultural al espacio. Coloca plantas altas en macetas sobre el piso o sobre una mesa baja, fuera del alcance de los zapatos o de los abrigos de la gente. Usa plantas en la mesa del recibidor como parte de un grupo de artículos decorativos, como velas, libros y pisapapeles.
Sala de estar
Las plantas no sólo añaden interés visual a una sala de estar, sino también ayudan a limpiar el aire. Coloca plantas como puntos focales para llamar la atención hacia una parte en especial del cuarto o una pieza interesante del mobiliario. Considera colocar luces dirigidas a estas plantas por la noche. Las plantas con formas fuertes, como los pastos o árboles miniatura, pueden estar solos. Otras plantas se ven mejor arregladas en grupos impares, tal vez tres o cinco plantas juntas. Los contenedores sencillos, de colores neutros, destacan las plantas extravagantes y llamativas, mientras que las macetas adornadas añaden interés de diseño a otras plantas menos interesantes. Mezcla plantas que tengan follaje interesante con aquellas que florecen para tener un color constante.
Cocina y baño
A menudo, las cocinas y baños son espacios olvidados en la decoración interior. Las macetas con hierbas cultivadas en el quicio de una ventana soleada añaden un toque de naturaleza a este espacio, además de proporcionar ingredientes sabrosos para uso en recetas. Cultiva plantas culinarias como albahaca, cebollinos y orégano en pequeñas macetas que combinen o plántalas juntas en un contenedor más grande. Los helechos se dan bien en los ambientes cálidos y húmedos; los baños son ideales para estas plantas. Recuerda rociar los helechos para darles humedad, pues los baños no están constantemente húmedos. Coloca los helechos sobre una mesada o a un costado del baño, o suspendidos en macetas colgantes desde el techo.

Cuándo podar

Poda de árboles y arbustos sin flores
La poda de árboles y arbustos sin flore tiene como objetivo embellecer su follaje y trabajar su forma.
La época más favorable para podar es la de descanso de la vegetación, es decir del mes de noviembre hasta finales de marzo. Es el periodo durante el cual la poda perturbará menos la vida de la planta. Evite, sin embargo, de podar cuando hiela.

DSC_0039
El mejor periodo, para el árbol y el jardinero es la época en la cual la temperatura sube y la vegetación sale del « sueño », en marzo. Además, la cicatrización puede darse inmediatamente, cosa que no ocurre en invierno.
Poda de árboles y arbustos floridos
La poda de la floración tiene como objetivo favorecer el desarrollo de ciertas yemas concentrando un máximo de sabia. Si no se le poda el arbusto multiplica sus ramas que se vuelven cada vez menos vigorosos y que florecen mal.
Hay dos periodos de poda:
– Si la floración en primaveral, las yemas florales se sitúan en las ramas producidas el año precedente o las más viejas. Espera el final de la floración para podar, si no eliminará sin duda alguna futuras flores. A modo de poda puede realizar ramos gigantes para suprimir las ramas viejas y renovar el ramaje.
– Si la floración es estival u otoñal las yemas de las flores se forman en la madera del año o en la nueva madera. Pode entonces a finales del invierno siempre antes de que la vegetación empiece a crecer. Pode severamente para facilitar el desarrollo de numerosas ramas muy vigorosas que darán sus flores durante el año.
En caso de duda, una sola cosa a retener: pode después de la floración.

Poda de setos
La época para podar los setos floridos es la misma que la de los arbustos con flores solitarias, es decir, después de la floración.
La época de poda de los setos regulares o setos pantalla dependerá del vegetal que compone estos setos.
Para los frondosos, pode en primavera (abril) y después a finales de septiembre.
Para las coníferas, pode en junio, para aprovechar el frescor de los brotes primaverales. No las pode después del mes de septiembre porque los cortes cicatrizarían mal.

Trucos para mantener la casa caliente en invierno

Cuando llega el frío es importante saber cómo calentar la casa en invierno, pero no solo esto sino que es importante además saber cómo mantener la casa caliente de manera que no gastemos más energía de la cuenta y podamos protegernos durante más tiempo. A continuación en El Montecito Garden Center os explicamos algunos trucos para mantener la casa caliente en invierno.
Calentar la casa en invierno
Conseguir que nuestra casa esté caliente en invierno es algo relativamente fácil ya que gracias a los radiadores, las estufas o la calefacción podemos conseguir que nuestra casa se mantenga a una temperatura caliente mientras en el exterior hace frío. A esto se le suma el que sepamos que opción es la mejor para cada estancia de la casa o dependiendo de si vivimos en una casa grande, mediana o en un piso pequeño por ejemplo.

GATO-4U-Control
Para grandes espacios es mejor utilizar la calefacción central, que calienta rápidamente el ambiente y además nos permite poder abarcar grandes áreas. A esto se le suma el que utilicemos buenos aislantes del frío para las ventanas pero ese ya es uno de los trucos que os vamos a proponer.
Por otro lado en caso de tener un espacio pequeño o un piso que no sea muy grande quizás es mejor gastar el dinero en los actuales emisores de calor que podemos colocar en la pared y que optimizan el consumo energético ya que suelen tener una estructura de aluminio que emite el 100% del calor que genera.
Trucos para mantener la casa caliente en invierno
En cuanto a los trucos para mantener ese calor que se genera con la calefacción dentro de las casas, podemos enseñar unos cuantos que además son sencillos de aplicar.
Aislantes del frío

Los aislantes que se colocan en las ventanas durante el invierno, y que de hecho podemos dejar colocados todo el año, permiten que no se cuele el frío dentro de las casas.
Por otro lado muchas casas cuentan con sistemas de aislantes térmicos que se fijan a las paredes y que nos permiten mantener la temperatura adecuada en el interior de la casa durante todo el invierno.
Cortinas
En la actualidad podemos comprar todo tipo de cortinas para nuestra casa, y como no, para cada uno de los dormitorios y estancias. Piensa que tenemos cortinas de verano y cortinas de invierno, que suelen ser más gruesas e incluso venden modelos que están fabricadas con algún tipo de aislante térmico.
Luz Solar
La luz natural es fuente de calor en invierno y lo mejor de todo es que es gratis. Durante el invierno, por las mañanas, asegúrate que las cortinas estén corridas y las persianas levantadas de modo que entre la mayor cantidad de luz solar posible. Verás como la casa se mantiene más caliente por el día y hasta que tengas que encender la calefacción por la noche.
Evitar corrientes de aire
Una ventana mal cerrada e incluso una cerradura pueden provocar pequeñas corrientes de aire que provocan que la casa no se mantenga caliente. Siempre asegúrate que todas las ventanas están bien cerradas y si notas corriente de aire a través de las cerraduras puedes comprar unas tapas deslizantes que se colocan encima y que sirven precisamente para que no se creen esas corrientes.
Evita muebles frente a los radiadores
Si tienes un radiador o estufa como emisor de calor en casa es mejor que no coloques nada delante. Imagina que tenemos nuestro radiador y delante colocamos el sofá. Lo único que vamos a conseguir es que este mueble absorba todo el calor emitido y que el resto de la casa se quede fría.
Cerrar las puertas de las habitaciones
Cuando estamos en una estancia de la casa y encendemos la calefacción tenemos que concentrarnos en mantener el calor en ese lugar. Cierra las puertas de las habitaciones que se encuentren vacías o desocupadas de modo que el calor no se “escape” hacia ellas. De hecho en los pisos que tienen emisores de bajo consumo recomiendan colocar uno en cada habitación para cada una de las partes de la casa pueda mantener la temperatura adecuada.
Tapar grietas en los suelos
¿Sabías el por qué del uso de alfombras en los suelos cuando llega el invierno? Aunque muchos pensemos que se trata para que nuestros pies no se enfríen cuando pisamos el suelo, lo cierto es que comenzaron a utilizarse como un aislante ya que antiguamente las casas de madera podían tener pequeños agujeros en el suelo por los que entraba el frío. Actualmente la mayoría de suelos ya no son de madera por lo que este problema no surge aunque sí que pueden darse grietas o pequeños agujeros así que no es mala idea utilizar un poco de relleno o masilla para taparlos. Lo mismo podemos hacer también en las paredes.

Calendario trabajos jardinería mes de Enero

LABORES DE ENERO

Trabajos en el terreno y suelo:

           Comprobar la naturaleza del terreno de la huerta, los cultivos de la temporada anterior podrían haberla modificado, utilizar un medidor de pH y añadir cal para corregir el exceso de acidez, si la hubiera. Aplicar estiércol bien descompuesto o abono orgánico (muy recomendable el humus de lombriz). Si las condiciones son desfavorables, este trabajo se puede retrasar, no más tarde de marzo. Sigue leyendo Calendario trabajos jardinería mes de Enero

Bromelias Cuidados y Consejos

http://4.bp.blogspot.com/-cZllUm_M_Nw/Tb84FilZX4I/AAAAAAAAAJc/vntvikGtLp4/s1600/bromelia2.jpg

Cuidados

¡Cualquiera que sea el tipo de bromelia que escojas, seguro que te encantará! Las puedes encontrar en cualquier centro de jardinería durante todo el año, y a cambio de unas gotas de agua, disfrutarás durante mucho tiempo de una compañera tropical. Por todo lo que ofrecen, las bromelias piden muy poco. Más abajo te damos las pautas más importantes, pero como podrás comprobar son muy fáciles de cuidar. Sigue leyendo Bromelias Cuidados y Consejos

Receta de salmón marinado al eneldo

El salmón marinado junto, creo, al salmón ahumado, pueden ser las formas más tradicionales de comer este rico pescado en Navidad. Hoy, además, lo preparamos de la forma más clásica, marinado al eneldo. Aunque también se puede preparar con otros aderezos más arriesgado como por ejemplo con curry o picante si añadimos unos chiles o ajís. Por supuesto también se puede preparar marinado al natural. Es decir sin ningún tipo de aderezo. Sigue leyendo Receta de salmón marinado al eneldo