Archivos de la categoría Jardin

LA IMPORTANCIA DEL SUSTRATO IDEAL

El sustrato es el material que utilizaremos para llenar el recipiente de cultivo, el lugar donde se desarrollarán las plantas: nuestra “tierra”. Hay que tener en cuenta que el sustrato ocupa la mayor parte del recipiente, pero no el cien por cien, ya que en la parte más baja es recomendable dejar una capa de drenaje (arena, arcilla expandida, gravillas volcánicas o cualquier material ligero y poroso) de unos pocos centímetros, según el tamaño del contenedor y del tipo de sustrato.

DSC_0098

Sigue leyendo LA IMPORTANCIA DEL SUSTRATO IDEAL

El cactus Cereus cuidados

Las cactáceas componen la especie más conocida de las plantas suculentas, que se caracterizan por sobrevivir en condiciones de extrema sequía, gracias a su capacidad de acumular agua en sus tallos, hojas o raíces.

CACTUS CEREUS 3
Además, los cactus tienen como rasgo distintivo las púas que suelen recubrirlos. Aunque tienen su origen en América, se han extendido por todo el mundo, y cobran cada vez más importancia como planta de interior, tanto sin flores como con ellas, en los más variados tamaños, formas y colores.

Amantes de la luz y el calor, no requieren excesivas atenciones, aunque para mantenerlos en buenas condiciones durante mucho tiempo hemos de proporcionarles unos cuidados básicos y prestar atención a las enfermedades y plagas.

Aprende a cultivarlo
Los cactus se reproducen por semillas, que podemos adquirir o recoger nosotros mismos de los frutos; en este caso, tras la recolección, se extraen las semillas del interior y se conservan en papel poroso. Han de estar en perfecto estado, ya que, de lo contrario, el ejemplar no se desarrollará.

El sustrato debe estar bien drenado y ser permeable, para que no se acumule excesiva humedad, que perjudicaría al cactus y probablemente, lo mataría. La mezcla de diferentes tierras depende de la variedad que tratemos y de las condiciones climáticas. Una de las más habituales es unir una tercera parte de turba rubia, otra de arena gruesa y otra de carbón vegetal molido, que además será un elemento destacado en la prevención de los hongos. Por supuesto, es posible adquirir la tierra ya preparada.

La plantación la realizaremos en pequeños recipientes. En el fondo colocaremos gravilla, que permitirá un buen drenaje. A continuación dispondremos una capa del sustrato preparado. Se esparcen las semillas, con un poco de agua, y se cubren con arena gruesa. Para una buena germinación, es necesario proveer humedad; es adecuado cubrir el recipiente con un plástico transparente. Cuando haya brotado, lo trasladaremos a un recipiente mayor, con cuidado de no dañar las raíces.

Asimismo, los cactus también se reproducen por esquejes. Cortaremos una ramificación del ejemplar, dejaremos que cicatrice y los plantaremos en el sustrato.

Riego y abono de los cactus
Es importante tener en cuenta que las cactáceas soportan mucho mejor la falta de agua que el exceso de ésta. Una humedad demasiado alta hará morir la planta rápidamente. En cambio, su carencia puede resolverse, ya que percibiremos los síntomas poco a poco: un terreno demasiado seco, o que el cactus adquiera un tono amarillento.

Además, es preferible aportar una buena cantidad de agua de vez en cuando que muy poco a diario. Regaremos sólo cuando el terreno se haya secado por completo. El agua lo echaremos en el sustrato, y evitaremos mojar el ejemplar. Es adecuado añadir abono para garantizar el buen desarrollo; variará en función de la especie.

Cuidado con su salud
Los cactus no están libres de padecer enfermedades y plagas. La mejor forma de combatirlas es la prevención. Para evitar los hongos, se fumigará un par de veces al año; si los hongos ya han actuado, debido a una humedad excesiva, lo percibiremos en su aspecto, ya que estará recubierto con una pelusa blanca. Para remediarlo, lo retiraremos de su ubicación actual y la colocaremos en un lugar aireado, además de añadir un producto específico.

Las cochinillas también perjudican a nuestra suculenta; lo sabremos cuando aparezcan bultos parduscos; un remedio casero es, tras rasparlos, aplicar una solución preparada con un litro de agua y jabón blando y alcohol de quemar diluidos. Los pulgones y la araña roja también son enemigos de los cactus. Para eliminarlos, utilizaremos jabón líquido con agua en el primer caso y un producto específico en el segundo.

Como cuidar un cactus

El cactus es ideal para personas que no quieran plantas que necesiten de muchos cuidados. Las mayores características de los cactus son su gran resistencia a la falta de agua y sus espinas.
Como hemos dicho los cactus son plantas muy resistentes y que no necesitan de muchos cuidados, pero a pesar de esto, si no se saben cuidar pueden llegar a morir. En el siguiente manual os mostramos los cuidados básicos para saber cuidar de nuestros cactus correctamente.

3540-5774
COMO CUIDAR UN CACTUS
-RIEGO. Saber cómo regar un cactus es el paso más importante a la hora de su cuidado. El riego puede variar según la zona donde tengamos plantado el cactus y la especie de cactus que sea.
La falta de riego siempre resulta fácil de comprobar ya que se arrugan y adelgazan. Lo bueno es que, cuando se les da agua, se recuperan rápidamente.
Es la propia experiencia, más que datos exactos, la que determinará el momento en que debe regarse el cactus. Suele ser bastante usual regar una vez a la semana en verano e ir espaciando los periodos en otras épocas, pero siempre pecando de falta que de exceso, y teniendo en cuenta el clima y las temperaturas.
Durante el invierno se regará muy poco o incluso nada, excepto cuando el cactus esta en el interior, en cuyo caso se deberá regar cuando la tierra este bien seca.
Consideraciones:
-Siempre acertaremos más, si regamos por defecto que si regamos en exceso.
-Debemos evitar mojar la planta durante el riego.
-Es muy importante dejar secar bien el sustrato entre riego y riego.
-En invierno los riegos deben ser mínimos y si tenemos el cactus en el exterior, no regar si hay peligro de heladas.
-SUSTRATO Y ABONO PARA CACTUS. Es usual pensar que los cactus no necesitas una tierra bien abonada para crecer, pero no es así. Es una planta muy resistente, pero necesita nutrientes para estar saludable.
El mejor suelo para cactus es el que les proporciona un tipo de tierra ligera con un buen drenaje.
Puedes comenzar a abonar con fertilizantes de cactus diluidos cuando de indicios de crecimiento, con brotes o flores. Normalmente en principios de primavera, a razón de 1 vez al mes hasta el otoño. Abonar en Otoño permite al cactus acumular nutrientes para rebrotar y florecer la primavera siguiente.
En invierno no es necesario abonar.

-TRASPLANTE. Como norma general la mayoría de los cactus se deben trasplantar cada 2 años.
La mejor época para el trasplante es el inicio del periodo de crecimiento, normalmente entre marzo y junio, pero puede variar según la zona y la clase de cactus. No hace falta decir que es necesario trasplantar si se ve que el cactus ya no entra en la maceta o si las raíces abultan en la parte superior y salen por los orificios de desagüe.
Para trasplantar la nueva maceta deberá ser solo un poco más grande. Lo suficiente como para que hayan 2 cm entre la pared de la maceta y la planta.
No se debe regar el cactus en una semana y se le protegerá de la humedad y de sol en exceso.

-REPRODUCCIÓN DE LOS CACTUS. Para aprender como reproducir y multiplicar vuestros cactus os invitamos a visitar el manual que hemos creado específicamente sobre la reproducción de cactus por esquejes. Veras que es muy fácil de hacer.

MÁS CONSEJOS EN EL CUIDADO DE UN CACTUS
-Un exceso de agua y nutrientes forma cactus blandos y propensos a las enfermedades.
-Al comprarlo, mira si tiene pudriciones o cochinillas algodonosas en la raíz.
-Coloca siempre tu cactus en un lugar luminoso. Si están en lugares oscuros crecerán a lo alto, dándole aspecto larguirucho y enfermo.
-Regar muy poco durante el período de descanso de otoño e invierno. Se aconseja regar sólo durante el crecimiento. El exceso
de agua causa la pudrición y es el fallo más común en su cultivo.
-Utiliza abonos especiales para cactus en las proporciones que indique el fabricante.
-Para manipular cactus y no pincharse, se recomienda cubrirlos antes con periódicos.

El jardín. Ideas para su diseño

 IMG_2689

Aspectos que debemos plantearnos en el diseño del jardín

Tenemos que tener claro desde un principio algunas cuestiones como:

¿Qué especies son las que puedo plantar?

Para dar respuesta a esta pregunta no sólo vale con saber cuáles son nuestras preferencias o gustos, sino también debemos conocer aspectos cómo: ¿qué suelo tenemos?, ¿qué tierra y qué altura?, ¿qué clima?,¿cuánto tiempo le vamos a dedicar al mantenimiento del jardín?, ¿cuánto dinero me quiero gastar?, porque en base a todo esto podremos hacer una elección adecuada. No podemos elegir las plantas obviando aspectos tan importantes como éstos porque fracasaríamos. Sigue leyendo El jardín. Ideas para su diseño

Cuidados del ASTER STARLETTA

Descripción
Su nombre significa “estrella” en latín, por la forma de sus pétalos, estrechos y puntiagudos. Dentro de las variedades que podemos encontrar, podemos distinguir entre herbáceas, perennes y vivaces.

Existen alrededor de 500 especies distintas en el género áster en el mundo. Entre ellas hay infinitas variedades: rastreras, espigadas, de multitud de colores y tamaños distintos, etc.

Posee un botón central normalmente de color amarillo, aunque en ocasiones muestra un tono púrpura. Su fisonomía es extremadamente semejante a la de la margarita de los prados.

SAM_6170
Floración
Sus flores suelen aparecer al final del verano y persistirán durante casi todo el invierno, ya que aguantan muy bien los fríos.
En caso de heladas muy extremas, su parte aérea desaparece, quedando bajo tierra las raíces aún vivas, que rebrotarán al subir las temperaturas. También hay áster de floración primaveral menos resistentes que los otoñales.

Cuidados
Riego moderado, frecuente, pero evitaremos los encharcamientos.
Luz: le gusta el sol, pero necesita protección durante las horas y épocas de más calor.
Tipo de suelo: bien drenado y rico en humus.
Abonado: en otoño, necesita estiércol o humus de lombriz.
Reproducción: por semillas en primavera u otoño.
Multiplicación: en primavera será momento de sacar esquejes y en otoño podemos dividirla para conseguir nuevos ejemplares.

Curiosidades
Las variedades de áster de floración otoñal, resultan especialmente resistentes con respecto a otros miembros de su familia.
El áster es muy apropiada para arriates o rocallas y su amplia variedad de colores nos ofrece la posibilidad de incluirlos en cualquier composición, aportando a ésta un toque alegre.
Desde la antigüedad ha sido identificada con el amor y sus divinidades. Como amuleto se portaba para conservar a la pareja.

 

Cuidados de la planta Senecio rowleyanus o Planta rosario

Pertenece a la familia de las Compuestas. Las especies más comunes son: Senecio cruentus, Senecio kleinia, Senecio elegans, Senecio bicolor, Senecio mikanioides, Senecio angulatus, Senecio compactus, Senecio petasitis, Senecio rowleyanus.

SAM_6935

La Planta rosario es una planta colgante muy decorativa por sus curiosas hojas carnosas casi esféricas que presentan finas bandas traslúcidas que permiten que la luz, esencial para la fotosíntesis, llegue a los tejidos interiores. Producen pequeñas flores blancas en capítulos que producen un aroma parecido a la canela.
Son plantas originarias del Sur de África y se conocen vulgarmente como Guisantes, Bolitas colgantes o Planta rosario.
Se utilizan como plantas de interior colgantes por sus atractivas hojas como bolitas.
Aunque prospera mejor en una exposición de sombra clara, también puede tenerse en un lugar soleado siempre que le proporcionemos frecuentes riegos. La temperatura no debe bajar nunca de los 5ºC.
El suelo ideal para las Bolitas colgante sería una mezcla, a partes iguales, de arena silícea y mantillo de hojas.
Los riegos serán frecuentes pero moderados (1 riego semanal).
Conviene abonar en primavera con algo de estiércol bien desecho.
Se multiplican fácilmente por esquejes de tallo que tengan raíces adventicias. También puede colocarse una maceta con tierra bajo la planta y poner un tallo en contacto con dicha tierra hasta que enraíce y luego cortar para separar la nueva planta.

Cómo cuidar de la planta singonio

La planta singonio (Syngonium podophyllum) es ampliamente conocida cabeza de flecha. Es una enredadera de crecimiento lento, originaria de los trópicos, que tiene hojas con forma de flechas y una tonalidad verdosa que cambia a medida en que maduran. Estas plantas son fáciles de cuidar y pueden tolerar un poco de descuido, en caso de ser necesario.

SAM_6145
Nivel de dificultad: Moderadamente fácil

Instrucciones
Humedece ligeramente las plantas cada mañana. Alternativamente, puedes ponerla en una bandeja llana, con rocas y agua. La planta debe permanecer en las rocas, no en el agua que puede dañarla.

Limpia las hojas cada dos semanas. Estas son brillantes y muestran el polvo. Toma un paño suave y limpia suavemente las hojas de arriba a abajo.
Riega solo después de que el suelo se haya secado un poco. Introduce el dedo en el suelo a 2,5 cm de profundidad; si está seco, es el momento de regar tu planta.

Coloca las plantas singonio bajo una luz indirecta. Una ventana orientada al sur, este u oeste (alejada del sol directo) es el lugar ideal. Si la planta se encuentra en el exterior, plántala en una zona donde reciba la luz filtrada a través de los árboles o que reciba la luz matinal y la sombra en la tarde.

Poda las hojas muertas para estimular el nuevo crecimiento. Usa los dedos o una podadora pequeña. También puedes recortar la planta para controlar el crecimiento; sin embargo, el singonio es una planta de crecimiento lento, por lo que sólo debes recortarla a un tercio o a la mitad de su tamaño cada vez, si así lo deseas.

Mantén la temperatura entre 15 a 23 grados centígrados siempre que sea posible. Sin embargo, puede tolerar temperaturas tan bajas como 1,6 grados centígrados en ocasiones y también temperaturas más cálidas.

Fertiliza a tus plantas singonio cada 2 o 4 semanas, con un fertilizante líquido balanceado (por ejemplo uno etiquetado 10-10-10). Sigue las instrucciones de la etiqueta en cuanto a la dosis y la aplicación ya que cada fertilizante tiene una concentración diferente.

Coloca un palo o una pequeña estaca en el suelo como apoyo, a medida en que la planta crece.
Consejos y advertencias
• La variedad de singonio verde dorada es venenosa para las mascota

 

Cuidados de la planta Codiaeum, Croto o Croton

Pertenece a la familia de las Euforbiaceas. Es un género que comprende una amplia gama de plantas decorativas. Tiene su origen en Malasia, Polinesia e Indias orientales. El nombre científico Codiaeum deriva de “Kodiho”, denominación que se da a la planta en su lugar de origen.

SAM_6127

Se suele confundir el Croton de interior, cuyo nombre científico es Codiaeum, con el género Crotón, que no comprende especies ornamentales, sino plantas medicinales.

Las hojas son alternas, pecioladas, perennes y de formas diversas: lobuladas, ovaladas, trilobulares, lanceoladas; con distintos tonos de verde, blanco, rosa, rojo, amarillo y marrón. Las flores son diminutas y no tienen interés decorativo.

No es planta de fácil cultivo en el interior de las casas. En los climas cálidos se puede cultivar al aire libre (a la sombra y abrigada del viento) en patios y porches. Se debe colocar en ambientes de temperatura constante no inferior a los 16ºc y no superior a los 25ºc. Con mucha luz, pero sin sol directo, ni demasiado cerca de las ventanas. Evitar las corrientes de aire.

El Crotos no se debe cambiar de maceta hasta unos 2 años después de su compra. Pasarla a una maceta una ó dos medidas más grandes. Poner una mezcla a partes iguales de tierra de jardín, turba y arena.

Durante primavera y verano abonar con un fertilizante líquido cada 15 días.

Los riegos deberán ser regulares para mantener la tierra húmeda, pero sin encharcarla. Es planta ideal para cultivar en macetas con reserva de agua. De esta forma se autoabastecen durante una buena temporada. Conviene regarlo con el agua ligeramente tibia.

Puede ser atacada por la araña roja y la cochinilla.

Si se le caen las hojas se puede intentar solucionar cortando el tallo superior en primavera, para conseguir el nacimiento de los nuevos brotes desde la base. Si se realiza esta operación hay que tener en cuenta que necesita todo el calor y la humedad posibles para ayudar su crecimiento. Si el tallo cortado segrega una especie de látex hay que “cerrar” la herida con cera caliente o con mastic de poda (lo venden en los centros de jardinería) para evitar que pierda dicho látex y le entre alguna infección.

La multiplicación se efectúa por estaca, pero es una operación que sólo pueden realizar con éxito los cultivadores especializados.

Sedum

Este enorme grupo de plantas perennes, resistentes, semi-resistentes y tiernas contiene varias especies apropiadas para cultivar en interior. Todas ellas son suculentas, con hojas carnosas que acumulan agua; casi todas rastreras o colgantes y otras tantas forman arbustos más o menos compactos.

SAM_6135

Estas plantas tienen muchas características llamativas, como lo son sus pequeñas flores blancas, amarillas o rosadas, con forma de estrella, y por la forma y colorido de su follaje.

Es conocida su adaptación a la falta de agua, gracias a la capacidad de almacenar agua en sus carnosas hojas.

Los Sedum crecen naturalmente en numerosos países, pero en especial en el sur de Europa y México. Algunas especies son muy conocidas y populares.

Se les debe proporcionar una ubicación bien iluminada, donde reciban abundante luz indirecta; un poco de sol si no es muy intenso puede ser muy beneficioso.

Aproximadamente una vez al mes, añadir un fertilizante líquido suave al agua de riego, por lo general se utiliza abono para cactus.
Los Sedum son como el resto de suculentas, plantas que soportan temperaturas altas y los ambientes secos, pero no así los espacios cerrados o con poca ventilación.

Durante los meses invernales pueden permanecer a pleno sol, en un sitio protegido del frío intenso, regándolas de manera comedida, sólo para que el sustrato esté apenas húmedo.

Se propagan fácilmente mediante semillas, esquejes de tallo y esquejes de hojas. Puede utilizarse un sustrato especial para cactus o bien uno común, incorporándole una cuarta parte de arena gruesa, y mojando la mezcla ligeramente.

Algunos miembros del género se usan por sus propiedades en la medicina tradicional.

Pueden necesitar de pequeños recortes para que se mantengan vistosas, pero lo mejor es renovar los ejemplares viejos mediante nuevas plantas, obtenidas con los esquejes más vigorosos.

Los esquejes de tallo y hoja hay que dejarlos durante unos días para que formen callo, luego, se introducen en el sustrato y se espera hasta que los nuevos brotes muestren que las raíces están ya totalmente establecidas.

Passiflora

La Pasionaria o Flor de la Pasión es una trepadora que no puede faltar en nuestra decoración floral. Su flor es realmente original.

SAM_6166
Nombre común: Pasionaria, Flor de la pasión
Nombre científico: Passiflora caerulea
Origen: Brasil y Perú
Familia: Pasifloráceas (Passifloraceae)
Luz: Mucha luz, a pleno sol
Temperaturas ideales: 5ºC – 25ºC Hay que proteger ejemplares jóvenes del frío en invierno
Ubicación: Exterior
Floración: Verano
Riego: Con regularidad y abundancia
Abono: Moderado
Descripción
La pasionaria o flor de la pasión es una planta trepadora, perfecta para decorar el jardín cubriendo pérgolas, verjas, arcos o muros de forma elegante. Florece durante el verano y el color de sus flores suele ser morado o púrpura y es realmente original. Son aromáticas y producen un fruto ovalado que en la variedad Passiflora edulis es comestible. Se trata del llamado fruto de la pasión o maracuyá. Esta planta crece con rapidez y necesita un soporte para poder enredarse.
Luz y temperatura para la planta flor de la pasión
Para que esta planta pueda crecer de forma adecuada debe estar situada a pleno sol o en un sitio muy luminoso. Los ejemplares adultos pueden aguantar temperaturas muy bajas, por debajo de los 0 grados, pero siempre si está bien protegida de las heladas. Para cultivarla en interior debe estar en un lugar muy luminoso alejada de la calefacción.
Riego y abono de la flor de la pasión
En la época de floración hay que regarla frecuentemente para asegurarse de que el sustrato se mantiene siempre húmedo, pero evitando los encharcamientos que amarillean sus hojas. En invierno el riego será más moderado. El abono ha de ser moderado o de lo contrario la floración será menor.
Plagas y enfermedades de la flor de la pasión
Esta planta es sensible a las cochinillas, los pulgones y los ácaros.
Consejos para cultivar la flor de la pasión
Un problema que nos podemos encontrar con las trepadoras es que si están en condiciones favorables pueden crecer y trepar sin límite, por lo que es aconsejable podarlas una vez al mes. A medida que crezcan, si no las controlamos, sus tallos se harán fuertes y vigorosos , siendo capaces de romper todo lo que se interponga en su en su camino: paredes, celosías, enrejados…