Archivos de la categoría Jardin

Cuidados de la planta Campanula o Campanilla

El origen del nombre es fácil, se refiere a la forma de las corolas, muy parecida a una campanilla. La Campanula simboliza la alegría y la fragilidad.

CAMPANULA 1

Género perteneciente a la familia de las Campanulaceas que comprende unas 300 especies. Su origen es de Asia menor, Europa meridional y sobre todo de la cuenca del Mediterráneo. Algunas especies son: Campanula carpathica, Campanula medium, Campanula pyramidalis, Campanula portenschlagiana o Campanula muralis, Campanula gargánica, Campanula fragilis, Campanula glomerata, Campanula rotundifolia, Campanula rapunculoides.

Se conocen por los nombres vulgares de Campanilla, Aguinaldos, Farolillos.
La Campanula es una planta herbácea de porte rastrero y erguido, según a la variedad que pertenezca. Alcanza una altura desde los 10 a los 2 m. Generalmente se cultiva como bianual aunque en lugares de clima benigno puede comportarse como perenne.
Las hojas pueden ser de diferentes formas: alargadas,en forma de corazón, dentadas, lanceoladas, redondas; de color verde oscuro, verde-glauco, verde claro, verde-grisáceo.
Las flores tienen forma de campanilla más o menos abierta y estrellada y un poco colgantes; de color blanco, azul, lila, rosa, púrpura o violeta.
Planta muy usada en macizos y rocallas. En terrazas y balcones. También se cultiva para usar como flor cortada.

Casi todas las especies son muy resistentes y viven bien en lugares soleados y en sombra que sea luminosa. Vive bien en terrenos calizos, siempre que tenga un buen drenaje y un buen abonado.

La floración tiene lugar desde mayo hasta agosto. Durante el periodo que precede a la floración es conveniente suministrarle un fertilizante mineral soluble mezclado con el agua del riego quincenalmente.

Puede producirse la enfermedad criptogánica llamada podredumbre del cuello. Tiene lugar cuando la tierra permanece húmeda mucho tiempo y la temperatura es elevada. Puede ocasionar la muerte de la planta. También puede ser atacada por la roya.

La multiplicación de las Campanillas puede hacerse por semilla en otoño o por división de mata tanto en primavera como a finales del verano.

Cuidados del Plumbago

Estas plantas que son perennifolias, sólo si no hay heladas, son muy populares por su floración continuada en color azul o blanco durante el verano y otoño. Si hay un grado de helada en invierno se pueden mantener bajo control. En algunos climas calurosos, sin embargo pueden ser muy invasoras llegando a cubrir, en muy poco tiempo, varios metros cuadrados tanto de tierra como de pared.

PLUMBAGO

Al plumbago, planta rústica y muy resistente, le encanta el sol directo, es más, resiste muy bien las altas temperaturas, vive en terrenos pobres, aunque no le desagrada la tierra fértil, y sólo necesitan riego si están sufriendo a causa de la sequía y nunca en invierno.
Vive perfectamente en recipiente (macetas, jardineras, etc.) lo que añadido a su espléndida floración, su porte colgante y que en poco tiempo puede colgar varios metros hace de ellas unas plantas fantásticas para balcones y terrazas de clima cálido. En este caso necesitan podas asiduas y riegos abundantes.
Trasplante
Si permanece plantada en el jardín es conveniente cortar una tercera parte de sus raíces (sin arrancarla) una vez cada cuatro o cinco años. Si su cultivo se realiza en jardinera el trasplante se debería realizar cada tres o cuatro años.
Reproducción
La planta se multiplica por estaca de un año colocada en un medio arenoso, húmedo y cálido. Para ello debes cortar un trozo de rama de 10 a 15 cm. y que contenga uno o más nudos; unta la herida con hormonas y entierra dos terceras partes de la estaca en el sustrato.
Poda
Admite podas drásticas y es más, es necesario cortar los brotes a menudo -4 ó 5 veces al año- de esta forma crecerá más exuberante y su floración será más abundante.
Enemigos
Se trata de una planta muy resistente pero, esporádicamente, puede ser atacada por cochinillas. Al menor síntoma debes tratar con el producto adecuado.
Abono
En la época de crecimiento (marzo/octubre) necesita un abono sólido muy rico en fósforo y potasio, una vez al mes y el resto del año uno de equilibrado.
Recuerda que siempre debes abonar después de regar.
Problemas
Ha perdido todas sus hojas
Habitualmente se debe a las bajas temperaturas, pero si ocurriera en pleno verano es problema de exceso de calor y falta de riego o exceso de abono. En ambos casos debes regar en abundancia.
Hojas pegajosas
Recibe el ataque de cochinilla. Para eliminarlas utiliza un producto comercial específico contra el tipo de insecto realizando 3 pulverizaciones con intervalos de 5 días cada una y repetir a los quince días otra tanda.
Troncos secos
Habitualmente es debido a las bajas temperaturas del invierno o a la falta de riego en verano. Si esto ocurre por las bajas temperaturas debes cortar toda la planta a ras de suelo a la entrada de la primavera, y si es por falta de riego puedes cortar igualmente a ras en cualquier época.

Cuidados de la columnea

La columnea o carpa dorara como también se conoce es originaria de América Central y América del sur, se caracteriza por la flexibilidad de sus tallos, naciendo de manera firme cayendo a medida que crecen formando una especia de cascada.

COLUMNEA
La columnea es una planta de interior que requiere de muy poca luz y como es lógico, si requiere poca luz jamás debe darle el sol directamente. No se debe regar con demasiada frecuencia pues si se riega demasiado lo que se conseguirá es que pierda su flor, por lo que es aconsejable dejarla descansar de tanta agua después de florecer aunque lo que si que necesita es bastante humedad en el ambiente como prácticamente todas nuestras plantas de interior, pudiendo aumentar dicha humedad mediante pulverizaciones. Lo mejor para favorecer la floración de nuestra planta es luz intensa pero de manera indirecta.
Su flor presenta varios colores desde el amarillo pasando por el rojo y naranja. Gracias a su forma de presentación en forma de tallos caídos y sus intensos colores es una planta ideal para colocar en nuestra casa colgándola para que se luzca mucho más y nos alegre nuestro hábitat.
Existen varios factores que nos indican que algo está ocurriendo con nuestra columnea, si observamos que tira sus flores, se le caen la hojas y se pudren los tallos es debido a exceso de riego; si sus tallos y hojas se vuelven amarillo es todo lo contrario, falta de riego; si sus hojas y flores se arrugan y se secan es por falta de humedad; y si apreciamos que adquiere gran tamaño pero sin flores, es hora de trasladar a nuestra planta a un lugar con más luz pues se debe a la carencia de ésta.

Cuidados de las Gallardias

La gaillardia, también conocida como manto de flores, es una planta perenne apreciada por sus flores de colores cálidos que vienen en tonos de amarillo, anaranjado, borgoña o alguna combinación de los tres colores. Es una planta versátil y de fácil cuidado que amerita un lugar en cada borde perenne. Siembra libremente, se propaga rápidamente en los espacios vacíos para crear un manto de color intenso, de temporada cálida.

SAM_6013
Descripción
La Gaillardia es nativa de las llanuras de América, creciendo 30,48 a 60,96 cm de alto y ancho. Las plantas son agrupadas y redondas, con hojas pubescentes y flores individuales o dobles, 5,08 a 7,62 cm como margaritas nacidas sobre tallos largos. Crece en las zonas 3 a la 11 de resistencia del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, haciéndola una perenne de clima muy diverso. Las flores aparecen en verano y son de larga floración.
Sembrar

La Gaillardia está disponible en nuestro  centro de jardinería en la primavera. Puedes comprar ya sea paquetes de semillas o plantas tiernas enmacetadas. Las semillas deberían ser sembradas a finales de la primavera, cerca de la época de la última helada esperada. Las nuevas plantas comenzarán a florecer en el primer verano, pero florecerán al máximo a partir del segundo. Sembrar las plántulas enmacetadas en primavera garantiza la plena floración en el primer verano. La manta de flores crece mejor a pleno sol y suelo bien drenado.
Mantenimiento

Mantén una capa de 5,08 cm de mantillo para conservar la humedad y proteger las raíces de la planta nueva del daño solar. Evita regar desde arriba, lo cual fomenta problemas de hongos. El exceso de riego crea suelo empapado, lo que facilita los hongos de pudrición de raíces. Fertiliza con una fórmula rica en fósforo (5-10-5, por ejemplo) a principios de primavera, seguido por aplicaciones repetidas aproximadamente cada 6 semanas.
Consejos
La gaillardia es una planta muy versátil. Se da bien en tierra seca o húmeda uniformemente, así como también en suelos suelos alcalínos o acídicos. No es propensa a las principales enfermedades o problemas de plagas. Se mezcla bien con otras plantas perennes de color cálido como lirio diurno y Susana ojos negros. Plántala con anuales como zinnia o caléndula. Para la variación de color, siembra gailladrdia “sol amarillo” con sus flores amarillas soleadas junto con “pluma roja”, con sus floraciones rojo oscuro.